lunes, 6 de julio de 2009

Señales antes de la venida de Cristo: Por que Cristo puede venir hoy

Cinco eventos clave que deben ocurrir antes de que se produzca la venida del Señor.

Número uno: La restauración de Israel como territorio, un pueblo y una nación (Jeremías 16:15, 30:1-3 y otros). En Mateo 24:32-36, el Señor declara que podemos reconocer las señales del fin al observar a la nación de Israel, simbolizada en las Escrituras por el árbol de la higuera (Joel 1:7, Oseas 9:10). El Señor Jesús dijo que cuando el árbol de la higuera saque hojas frescas esa generación no pasará hasta que todo se cumpla. El árbol de higuera floreció en 1948 cuando Israel se transformó en una nación, así que sabemos que estamos cerca del regreso del Señor Jesucristo.

Número dos: Rusia se levanta como poder mundial (Ezequiel 38:3-9).
Número tres:

A) El nacimiento de un nuevo súper poder en Europa.

B) Después del rapto de la Iglesia, se levantará un hombre llamado el anticristo el cual la Biblia describe en Daniel, capítulos 2, 7, 8 y 11 y también en Apocalipsis capítulos 12 y 13.

Número cuatro: Aumento de la ausencia de leyes en el mundo (1 Timoteo 4:1). Abundará la iniquidad y las manifestaciones demoníacas en intensidad (Mateo 24:1-13).

Número cinco: Un asombroso mover de Dios. El más glorioso mover del Espíritu Santo en la historia del mundo ocurrirá justo antes del rapto (Mateo 24:14, Hechos 3:24).

Algunos de estos eventos han sucedido ya, y ahora esperamos el cumplimiento del resto. Pero, usted debe recordar que el Señor claramente declara en Lucas 21:36 que aquellos creyentes que vivan delante de Él en santidad no pasarán por la Gran Tribulación. "Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán y de estar en pie delante del Hijo del Hombre".

¿Por que el Señor nos diría que nos preparemos para escapar si no fuera a suceder?.

Creo con todo mi corazón, basado en la Palabra de Dios, que usted y yo no pasaremos la Gran Tribulación. La Biblia también revela que Dios no ha llamado a su pueblo a ira.

"Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo que murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con Él" (1 Tesalonicenses 5:9-10)

El Señor dijo que si íbamos a vivir una vida que le agradara a Él, nos guardaría de la hora de la tentación (tribulación) que viene sobre el mundo: "Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona" (Apocalipsis 3:10-11).

En 1 Tesalonicenses 4:13-18, el regreso de Jesús se describe en detalle. Los muertos en Cristo se levantarán primero, luego los que estén vivos serán arrebatados en las nubes con ellos para encontrar al Señor en el aire, esto es lo que me gusta llamar "¡El gran escape!" No estará aquí para la Gran Tribulación. ¡Se habrá ido! En 2 Tesalonicenses 2:1-8, el apóstol Pablo nos previene que no estemos preocupados por las cosas que vendrán sobre la Tierra, la iniquidad, el surgimiento del anticristo, y los tiempos peligrosos ¡porque no estaremos aquí!

En 1 Corintios 15:50-53, conocemos detalles referentes al rapto que incluyen el hecho de que ocurrirá "en un abrir y cerrar de ojos". Los científicos de la General Electric han medido el parpadeo de un ojo humano y descubrieron que es 11/100 de segundo. ¡Así de rápido nos habremos ido!

Agregado a estas Escrituras del Nuevo Testamento, el registro del Antiguo Testamento confirma cómo Dios liberó a su pueblo del juicio. Cuando Dios envió plagas sobre los egipcios, Israel fue salvado (Éxodo 5-12). Cuando Dios destruyó Sodoma y Gomorra, Lot fue salvado. El ángel le dijo a Lot que Dios no podía enviar juicio hasta que Lot estuviera fuera de la ciudad (Génesis 19:22).

Dios recordaba las oraciones de Abraham y liberó a Lot (Génesis 19:29). En los tiempos peligrosos que vendrán sobre esta Tierra, ¿no cree que Dios le recordará y le librará a usted y los suyos que lo conocen a Él? Si Dios salvó a Israel, que caminó bajo la ley en el Antiguo Pacto, ¿cuánto más lo salvará a usted y a mí que caminamos bajo la Gracia? ¡Todo lo que usted y yo necesitamos hacer es permanecer en Él! "Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados" (1 Juan 2:28).

Permanecer significa caminar con Dios en forma diaria. Si hace esto, permanecerá fuerte en su caminar con Dios y recibirá una recompensa completa cuando Cristo regrese: "Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo" (2 Juan 8). Y no olvide que Él nos ha prometido a usted y a mí que puede mantenernos de caída y presentarnos delante del trono con gozo. "Y Aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría..." (Judas 24).

Jesús regresa pronto, retén lo que tienes (Apocalipsis 3:11). ¡No lo pierdas! La más grandiosa huida de la historia del mundo está ya casi sobre nosotros, así que entrégate a Él porque prometió que nunca nos dejaría ni abandonaría (Hebreos 13:5).

 
© 2007 Template feito por Templates para Você