sábado, 11 de diciembre de 2010

Tema : La Oración de Jabes



A través de los tiempos los hombres sobre la tierra buscan la manera de cambiar sus vidas y alcanzar la bendición para los suyos, y muchas veces sin tener resultados. Pero en esta reflexión encontramos a un hombre llamado Jabes, personaje bíblico que encontró la manera de conquistar la bendición de Dios. Oró a Dios de una manera muy singular para obtener la bendición del cielo.

1 Cron 4:9-10 Y 9Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes, diciendo: Por cuanto lo di a luz en dolor. 10E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió.

En la primera parte de este verso, dice la escritura que Jabes era más ilustre que sus hermanos. La biblia muestra una característica especial de Jabes. Y lo compara con sus restantes hermanos. Igualmente podemos ir comparándonos nosotros con nuestros hermanos en Cristo. Entre todos, dice que Jabes, nuestro hermano Jabes, era más ilustre que el resto de hermanos.

Cuando investigamos la palabra ilustre, nos imaginamos que se trata de alguien grande a quien hay que brindarle honores, alguien digno de honra. Pero la palabra ilustre, viene de una persona que así mismo se ilustra, investiga, recopila, medita, de alguien que quiere conocer algo. Jabes era un hombre ilustre, más ilustre que todos sus hermanos. Porque Jabes buscaba el consejo de Dios, aprendía de Dios. Jabes se acercaba a Dios, Jabes meditaba en la palabra del Señor. Jabes no era un hombre pasivo, sino que era un hombre activo en el Señor. Un hombre que quería conocer los secretos de Dios, un hombre que quería alcanzar el éxito en el Señor.

INVOCAR A DIOS
Jabes reconocía que era un hombre débil, por lo tanto invocó al Dios de Israel. Jabes buscó la orientación de Dios. Jabes por revelación comprendió que tenía que pedirle a Dios algunas cosas de suma importancia. Muchas veces nosotros como creyentes llevamos una vida pasiva en el Señor, “Dios me llamó y voy a esperar que Dios haga en mi vida”, y allí utilizamos la palabra esperanza, y no la fe que es la que viene con obras, con acción.
Jabes no esperó que Dios lo usara, Jabes actuó en fe creyendo que Dios era poderoso para promoverlo a una posición superior. Jabes comprendió que tenía que depender de Dios. Y su dependencia a Dios era integral, porque muchas veces queremos depender de Dios en lo económico. Pero Jabes quería una dependencia absoluta en Dios. Y por esto Jabes invocó a Dios. La palabra invocar no solo significa orar. Hemos oído en el mundo la invocación de los muertos y sabemos que en esa invocación se pide que el muerto venga. Pero Jabes no invocó a un muerto, sino aquel que vive, Jabes invocó al Dios del cielo. Jabes quería que Dios estuviera allí con él. Él sabía que Dios podía descender y estar allí a su lado para comprender los secretos de Dios. Quería conocer los misterios del reino. La revelación de la palabra de Dios. Los mecanismos y estrategias para alcanzar las promesas que Dios había dado a sus hijos. Dios nos ha dado muchas promesas, pero sus promesas tienen unas condiciones que tenemos que cumplir para que se den. Jabes sabía esto, por lo cual invocó la presencia de Dios, pidió que fuera el Espíritu de Dios allí con él, en su vida en una comunión íntima y personal.

Jabes no se abandonó a la vida religiosa, Jabes no se abandonó a la asistencia los cultos, Jabes no se abandonó a leer una predicación, sino que Jabes inquirió en la presencia de Dios, quería penetrar donde estaba Dios, quería conocer los secretos que Dios tenía para los hombres. Quería conocer los secretos de Dios, por eso se acercó de una manera estrecha a Dios, quería estar junto con Dios, quería contagiarse de ese Dios maravilloso. Quería comprender lo que Dios tenía para su vida. Pero muchas veces nosotros, no inquirimos, no investigamos en el Señor, no entramos en el secreto de Dios, sino que nos abandonamos a las circunstancias y dependemos de las circunstancias, pero Dios nos llamó a nosotros para cambiar las circunstancias. Jabes sabía que había un poder en la oración, que había algo en la oración, sabía que si entraba en la presencia y en la gloria del Señor podría alcanzar las preciosas promesas que Dios le había dado. Y por eso quiso ahondar en él, en su presencia, conocer la gloria del Señor. Experimentar que Dios estaba allí en su vida, que Dios podía penetrar y transformarle, por eso Jabes pudo orar como dice la escritura: E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo.

“…nos abandonamos a las circunstancias y dependemos de las circunstancias, pero Dios nos llamó a nosotros para cambiar las circunstancias.”

Note que dijo “Diciendo”, él lo invocó por la palabra hablada, Jabes sabía que había poder en la palabra de confesión. Había poder en la invocación a Dios, cuando él hablara con Dios. No solo lo invocó para esperar en Dios, sino que declaró la palabra por sus labios de lo que quería, que sabía que Dios le iba a dar. Él sabía que declarando la palabra de las promesas Dios iba a hacer cosas prodigiosas. Así como dice la escritura, “Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.” Marcos 11:23 La escritura dice que “cualquiera que dijere”, la confesión es poder de la ejecución de la voluntad de Dios de lo que te haya encargado o prometido. No es confesar de la voluntad de nuestro corazón sino de la voluntad del corazón de Dios.

Así como el hombre tiene el libre albedrío para hacer a voluntad lo que quiera, agradando o desagradando a Dios. Hay un poder en la confesión para hacer realidades por medio de ella. El asunto es hacer confesión de lo que le agrade o este en la voluntad de Dios. Por eso es que la escritura dice “cualquiera”, es un poder inherente en el hombre, pero para el hombre realmente de Dios su confesión es para gradar a Dios en lo que está en su voluntad. Así como el hombre tiene el don de la inteligencia, que la puede usar para bien o para mal, igual ocurre con la confesión. Puede usarla arbitrariamente o usarla a favor del reino y la voluntad de Dios.

Cuando una madre usa su boca para maldecir a un hijo, por ejemplo, esa maldición se puede convertir en una realidad, y no porque esté en la perfecta voluntad de Dios, sino porque hace parte de un don en la naturaleza del ser humano. Usemos el poder de la confesión, pero no para lo que sea a nuestro favor, sino para lo que esté en la voluntad de Dios.

De allí que es necesario buscar la perfecta voluntad de Dios antes de ponernos a confesar y a decretar. Jabes sabía lo que estaba en la voluntad de Dios porque fue ilustrado en la presencia de Dios. Por eso clamó: “: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió.”

“Usemos el poder de la confesión, pero no para lo que sea a nuestro favor, sino para lo que esté en la voluntad de Dios.”

DECLARAR BENDICIONES DEL CIELO

Fíjese lo primero que pidió Jabes: “Si me dieras bendición”. Hoy en la gracia del Señor no vamos a pedir que Dios nos bendiga, porque usted y yo hemos sido bendecidos por el Señor. Hoy tenemos que decirle al Señor: Señor quiero que tu bendición sea manifestada a mi vida, quiero que la gracia de Dios se derrame sobreabundante sobre mí. Hoy tenemos que invocar a ese Dios maravilloso. Hoy tiene que decirle al Señor; quiero ver tu gracia manifestada en mi vida. Porque la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo, y a través de Cristo usted puede alcanzar, recibir y retener la bendición de Dios para su vida, no espere que la bendición llegue a su vida, ya Dios te bendijo, hoy tenemos que declarar la bendición sobre nosotros, el poder de la gracia de Dios sobre nuestras vidas. Cuando usted empiece a declarar: “Señor estoy en bendición, no estoy en ruina, estoy en bendición, creo que tu gracia está bañando mi vida, que tu gracia está transformando mi mente, que tu gracia me está sanando”, esto aumentará el poder y la gloria de Dios en tu vida. Pero es necesario abrir nuestras bocas delante de Dios, es necesario orar en el espíritu, y dejar que el Espíritu Santo opere en nuestras vidas. Dejar que el Espíritu Santo hable a través de nuestras bocas para recibir la bendición de Dios. Porque muchos no reciben las bendiciones de Dios porque no piden, pero dice la escritura: “pedid y se os dará”, cuando usted pide, cuando usted declara, cuando usted confiesa, cuando usted decreta la palabra de Dios, verá las bendiciones de Dios. Mientras usted no ejerza el ministerio de la oración con poder, siempre su vida será una vida árida y seca, porque Dios no puede hacer lo que ya hizo, ya Dios te bendijo, porque dice:” nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo”. Allí Dios nos bendijo y nos sentó juntamente con Cristo, nuestra posición es con Cristo, nuestra posición es en el Reino de los Cielos. Allí estamos sentados con Cristo. Y si estamos sentados con Cristo es porque él nos dio también autoridad. Entonces desde hoy usted tiene que decir: “mi vida será diferente, mi vida no puede seguir así, vacía, seca, árida. No puedo permanecer en derrota, yo puedo creer y confesar que Dios puede y hace cosas grandes sobre mí”. Eso fue lo que hizo Jabes. Dijo: “Si me dieres bendición”, todavía no estaba la gracia de Dios derramada al mundo a través de Jesús y ya Jabes estaba creyendo en la bendición que Dios iba a derramar sobre sus elegidos, sobre sus escogidos. Y por eso clamó a Dios, y por eso oró, y por eso se postró y por eso se doblegó delante de Dios, dejó la altivez, dejó el orgullo, dejo la prepotencia a pesar de ser un hombre ilustre se doblegó delante de Dios, dobló sus rodillas delante de Dios como todo ser en esta tierra que tiene que doblegarse delante de la presencia del Cristo de la gloria, tiene que doblegarse delante de Dios. Tenemos que dejar a fuera la altivez, tenemos que dejar la prepotencia, tenemos que humillarnos delante de Dios, para que él nos exalte cuando fuere tiempo.

Jabes empezó a invocar a ese Dios poderoso y a declarar la bendición sobre su vida. Sabía que como estaba, estaba en maldición. Pero era un hombre ilustre. Un hombre entendido, que con diligencia investigaba en el Señor, que con diligencia quería conocer cómo podía Dios actuar en su vida, cómo Dios lo podía sacar del estado en que estaba.

Así mismo cada uno de nosotros, hombres, mujeres, niños, todos, tenemos que buscar diligentemente en el Señor que nos hable de los planes y propósitos que tiene con nuestras vidas.

“Pero es necesario abrir nuestras bocas delante de Dios, es necesario orar en el espíritu, y dejar que el Espíritu Santo opere en nuestras vidas.”

ENSANCHANDO EL TERRITORIO
Así que ese Jabes invocó a ese Dios maravilloso: “: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio”. ¿De qué tamaño es tu territorio? Yo conozco hombre de Dios, que su territorio es el globo terráqueo, había un hombre de Dios que cuando oraba, tomaba un globo terráqueo entre sus manos y empezaba a clamar por las almas de todo el mundo, y mencionaba los países y continentes y a través de su ministerio la gloria de Dios se derramaba poderosamente. Y hacía obras por todo el mundo.

Porque su territorio era el globo. Tenía un territorio mundial en Dios. Pero también conozco ministros, cuyo territorio es su país. Claman a Dios por su país, y se pueden mover ministerialmente en su país. Pero también conozco hombres cuyo territorio está limitado por su casa y su obsesión es sólo la salvación de su propia familia. Su obsesión es que su hermano, su hijo y los demás miembros de la familia se salven no importa lo que pase afuera. Ese es su territorio. Hasta allí llega su visión. Y hay otros cuyo territorio son ellos mismos, y oran y claman por sí mismos. Y oran y piden por sí mismos. Porque su territorio está limitado a sí mismos. Pero Jabes descubrió que Dios podía ensanchar su territorio. Jabes empezó a clamar porque sabía que Dios es un Dios de abundancias, que Dios es un Dios de ministerio y de visión amplia y que Él lo había llamado en un llamamiento supremo. En un llamamiento grande, y empezó a clamar a Dios.

¿Cuál es su territorio, hasta donde esta demarcado su ministerio, hasta donde está alcanzando su visión, hasta donde están corridas sus estacas?
Jabes empezó a clamar a Dios, le pidió a Dios que ensanchara su territorio, tenemos que clamar a Dios y conocer que nuestro llamado es un llamado poderoso, capaz de transformar al mundo entero. Si sobre esta tierra existiera un solo hombre convertido a Cristo, tendría el poder suficiente para alcanzar y transformar todo el universo, porque Dios ha dado cosas grandes en el llamado. Y usted como hombre de Dios, con un llamado de Dios, no puede tener la vista corta, sino que tenemos que buscar ensanchar el territorio, el llamado, el ministerio. Porque usted no es el único por quien murió Cristo, porque las almas no son las de su hogar, las almas no solamente son las de su calle, las almas no solamente son las de su comunidad, las almas no solamente son las de su país, sino que las almas a alcanzar son las de todo el mundo. Las de todo el globo terráqueo. Y Dios te ha llamado a transformar naciones, Dios te ha llamado a transformar pueblos, Dios te ha llamado a ir hasta los confines de la tierra, llevando el poder del evangelio. Para salvación de las naciones. Él te quiere enviar a las naciones, el quiere romper la barrera, el quiere correr las estacas para que el territorio sea ensanchado. Jabes pidió: Ensancha mi territorio, Jabes clamó: ensancha mi territorio.

Clame a Dios, ensancha mi territorio y no se quede confinado a usted, ni a su grupo familiar, ni a su comunidad, sino que sea extendido en una visión amplia, en una visión grande para Dios, para servirle a Dios. Porque las almas se pierden. La gente se está perdiendo, las iglesias se están enfriando, muchos se están volviendo al mundo, muchos se están desviando, gentes que se están torciendo, ministros desviados, doctrinas erradas, erráticas están fluyendo por el mundo.

Porque no hay gente como Jabes, que busquen ser ilustres en el Señor, que busquen ser diligentes en los secretos de Dios, que busquen pedir a Dios como se maneja el don que tienen. ¿Cómo se maneja el ministerio, como se manejan los dones, cómo se manejan los talentos? ¿Cómo se maneja el don por ejemplo de lenguas? Hay gente que recibe el don de lenguas y hasta allí llega. Pero hay otros que conocemos los misterios de hablar en lenguas, y sabemos que cuando oramos en lenguas estamos hablando con Dios, y estamos conociendo los secretos de Dios. Que cuando estamos orando en lenguas podemos reprender al diablo, y echar fuera los principados y las potestades, porque sabemos que es un don de poder. No ore en lenguas para que los demás lo vean, cuando usted ora en lenguas sabe que puede penetrar esa densidad de los aires y puede echar fuera al principado que actúa sobre una zona determinada. Porque es un don poderoso, y el don de lenguas atrae los demás dones, 2Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios. 1Cor.13:2

“Si sobre esta tierra existiera un solo hombre convertido a Cristo, tendría el poder suficiente para alcanzar y transformar todo el universo, porque Dios ha dado cosas grandes en el llamado.

 
Image and video hosting by TinyPicJabes indagaba con audacia en los misterios de Dios, usted así mismo tiene que investigar. Dios te dio un ministerio, Dios te dio un don, ¿cuál es ese don, cuál es ese ministerio? Si usted es maestro, investigue qué significa ser maestro de la palabra. Pero no para que tenga un concepto teológico e intelectual, no para tener una información racional, sino para que sepa que es ser maestro de la palabra de Dios. Para que sepa cómo se debe ejercer el ministerio de maestro. Porque mucha gente piensa que ser maestro es explicar la teología y la revelación de la palabra, no solo eso es ser maestro de la palabra. El mundo, desde que el hombre “cayó”, el enemigo empezó a confundir la mente del ser humano, allí hubo una transformación donde el espíritu del hombre quedó relegado, y la parte almática del hombre era quien gobernaba junto con su carne. El pensamiento de Satanás empezó a fluir por el mundo desde ese entonces hasta nuestros días. Usando en este tiempo medios de comunicación, radio, televisión, las culturas, las costumbres y todo tipo de formación para extender sus principios de maldad, llenando la mente del hombre con la basura del mundo. Así al pasar las generaciones se trasmite la maldición y el concepto del príncipe de este mundo, de generación en generación. Es decir se va trasmitiendo la palabra del mundo. El que ha sido llamado a ser maestro tiene que ejercer la palabra de Dios para contrarrestar la palabra del mundo e implantar el reino de los cielos, la cultura de Dios. El que es maestro ejerce con autoridad la palabra para derrocar los pensamientos, las obsesiones las, ataduras mentales que tiene la gente, y lo realiza a través de la palabra eficaz de Dios. Entonces el ser maestro es un hombre que conoce el mundo espiritual y que puede derribar la fortaleza que hay en la mente de la gente producto del espíritu de derrota, ruina, maldad, etc. Para que reconozcan que hay una palabra de poder que puede habitar en su vida, y como dice el Señor:”Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho” Juan 15:7 Porque la palabra habita. Entonces el ser maestro implica que usted deposita la palabra de Dios en la persona que escucha el mensaje, la enseñanza. No introduce el concepto teológico, sino imparte la palabra, pues Jesús dijo: “mis palabras son espíritu y son vida”. Y cuando esto ocurre se revientan cadenas, ataduras en los hombres y se levantan hombres que están llenos de la palabra de Dios. Y conociendo las artimañas del enemigo pueden entonces caminar en victoria.

Es importante indagar en lo que Dios te ha dado, ¿Qué te dio Dios? Tenemos que ser ilustre como Jabes. Ser diligentes, inquirir en la presencia de Dios. Pedir a Dios sabiduría entendimiento, de los misterios de los dones, de los talentos, del llamado. Hay muchas personas que tienen el don de sanidades y su ejercicio se limita a ir a orar por sanidad en los enfermos, pero tenemos que ir al secreto del Señor y él nos revelará los misterios de los dones de sanidades, para que entonces se hagan cosas grandes y prodigiosas. Eso hizo Jabes, inquirió profundamente en el Señor.

ANHELANDO LA MANO DE DIOS

Image and video hosting by TinyPic "y si tu mano estuviera conmigo". Gloria a Cristo, hermanos. Hay unas cosas bien poderosas en estas palabras: “y si tu mano estuviera conmigo”. Conozco gentes que se levantan desde muy de madrugada, y trabajan hasta que se oculta el sol y más allá, trabajando arduamente, trabajan duro, y nunca tienen nada. Y lo que tienen se va, se evapora. Jabes sabía que tenía que depender de Dios para que prosperara la obra que hacía. Necesitaba que Dios estuviera laborando con él en todo lo que se proponía hacer. Sin la mano de Dios, todo lo que tú hagas, aún para Dios, puede ser vano.

Escucha: Lo que tú hagas aún para Dios, sino esta la mano de Dios contigo, no prosperará. Porque no fructificará. Por eso Jabes oró:”Si tu mano estuviera conmigo”, necesitaba que Dios actuara en él, que Dios actuara con él. Que cuando él caminara era porque Dios estaba caminando con él. Que cuando hiciera algo para Dios, Dios estuviera en el asunto. Por eso Moisés también dijo: “Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí.” Y cuantas veces nosotros salimos a hacer sin que Dios esté con nosotros, aunque tengas la buena intención, y puedes querer hacerlo para Dios, pero nunca prosperará como debe prosperar.

“y si tu mano estuviera conmigo”, ¿sabe qué significa? Él imploró, él anheló vehementemente, entró profundamente en el Señor y le rogó a Dios. Usted tiene que entrar en esa presencia íntima con Dios, en lo más profundo en el secreto del Señor, orar allí con Dios. En el corazón de Dios. Allí con el Señor di: ¡oh, Señor, si tu mano estuviere conmigo! Necesito que tu mano esté conmigo. Usted tiene que entrar en esa presencia íntima de Dios. Conocer bien al espíritu de Dios. Para que allí el Señor esté con usted y le de nuevas fuerzas, y se levante con la fuerza de Dios para alcanzar los logros, las victorias con el poder de la mano de Dios en su vida.

“Si tu mano estuviera conmigo”. Muchos de nosotros salimos y hacemos y vamos, y negociamos y actuamos, pero la mano de Dios no está con nosotros, luego entonces le decimos: ¿Señor y donde estas? Te he servido, mira cuantos años sirviéndote, mira cuanto tiempo predicando tu palabra, mira cuanto tiempo haciendo esto y no estoy viendo las bendiciones. Dios te dirá: Ven acá, es que hace mucho tiempo tú me dejaste atrás y saliste adelante.

“y si tu mano estuviera conmigo”, el anhelo, él sabía que era necesario que Dios estuviera con él en el asunto de su vida. Necesitas saber que Dios debe estar contigo en el asunto de tu llamado, de tu ministerio. Saber que Dios está allí. Hoy le aconsejo, ahonde mucho en eso: Que Dios esté con usted. A veces que nos da por orar, orar y orar. Gloria a Dios, pero ¿cuántas veces estamos gimiendo en la presencia de Dios? Anhelando que Dios more con poder en nuestros corazones. ¿Cuántas veces hemos anhelado que Dios esté con fuego en nuestros corazones?¿Cuántas veces hemos gemido para que Dios permanezca en lo más profundo de nuestro corazón? Necesitamos gemir en su presencia, necesitamos gemir a Dios. Necesitamos llorar en la presencia, en la gloria del Señor. Entonces Dios hará maravillas.

La biblia dice que cuando ores, entra en su presencia, cierra la puerta y ora a Dios, que tu padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Esto significa que usted debe estar en lo más íntimo, en la presencia misma de Dios, allá escondido, en el corazón de Dios, gimiendo y rogando dentro de Dios. Cuando usted salga de allí va a ver la misma gloria del Señor. Dios te va a recompensar en público. Vendrán las almas, vendrán las sanidades, la palabra de poder, vendrán los milagros de Dios, porque él te va a recompensar afuera, en lo exterior. Pero búscalo en lo interior. Búscalo en el corazón. Penetra en su presencia, en lo más hondo de Dios, en la intimidad con Dios.

Muchos hombres de la biblia hablaban así con Dios, como dice la escritura en Éxodo 33:11 “Y hablaba Jehová a Moisés cara a cara, como cualquiera a su compañero”. Moisés entraba en esa presencia de Dios. Muchas veces en esa presencia no hay palabras, a veces hay gemidos, a veces espera, pues estamos allí metidos en lo más íntimo con Dios. Cuando Moisés salía, su rostro era resplandeciente. Por la gloria del Señor. Queremos ser resplandecientes en lo exterior, cuando en realidad no hemos buscado la luz resplandeciente en lo interior.

“Usted tiene que entrar en esa presencia íntima con Dios, en lo más profundo, en el secreto del Señor, orar allí con Dios. En el corazón mismo de Dios.”


LIBRADOS DEL MALIGNO
 
"y me libraras de mal, para que no me dañe". Todos tenemos la confianza en Dios. Pero Jabes sabía que él necesitaba que Dios le defendiera porque había fuerzas externas que podían arruinar el plan de Dios en su vida. Hay un mundo espiritual de maldad. Por eso Jesús dijo: “Hay viene el príncipe de este mundo y él nada tiene en mí”. Jesús podía identificar la presencia y las fuerzas del mal, Jesús sabía que había alguien que se le estaba oponiendo. Y si Jesucristo hubiera sabido que el diablo tenía fuerzas de maldad para oponerse al plan de Dios, no lo hubiera ido a vencer en la cruz. Pero por cuanto lo supo fue y lo venció. Aún pablo dijo:”no ignoremos sus maquinaciones”.

Muchas veces estamos trabajando en el ministerio, he escuchado ministros que dicen: “si yo no me meto con el diablo, él no se mete conmigo”. Desconociendo lo que dice la escritura, Jesús hablando: “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir”, habla de la naturaleza de un enemigo que ejecuta una acción conjunta: hurta y mata y destruye simultáneamente. Es un instinto animal, no es una reacción, sino la naturaleza de su acción. Su obsesión es acabar con la simiente de Dios. Acabar con su vida y su ministerio. Más Jesucristo dijo: “Y yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”
El diablo siempre va a querer traer enfermedad sobre tu vida, él siempre va a buscar que tu no surjas, porque el sabe que cuando se levante un hijo de Dios, con la estatura de Jesucristo, el varón perfecto, su ministerio va a empezar a temblar porque se vendrá abajo por la acción del poder de Dios en sus hijos. Por esa razón Satanás le tiene pánico a los hombres que conocen sus artimañas. Tratando siempre de esconderse para burlar a los hijos de Dios. Pero Jabes siendo un hombre ilustre, como muchos de nosotros que vamos a indagar en la presencia de Dios, vamos a discernir las fuerzas del mal que se opongan, pero no les tememos porque Dios nos dio la autoridad para hollar serpientes y escorpiones.

DÁDIVA DIVINA
"Y le otorgó Dios lo que pidió": Jabes estaba pidiendo de una manera correcta, pues Dios no solo le dio, sino que dice le otorgó, como si fuera un premio, como un reconocimiento, le otorgó, le concedió. No fue una respuesta simple a una oración, sino más bien la respuesta de Dios fue un reconocimiento a su actitud, a su búsqueda a su comunión, a una vida íntegra, a una dependencia que él tenía de Dios. Dios entonces lo premió respondiendo sus oraciones.

Dios puede hacer cosas grandes con usted, así como lo hizo con Jabes. No sé cual sea su nivel espiritual y su compromiso con el Señor, pero aún hay más para usted, porque el depósito de Dios no está en escases.

Leer más...

ESTUDIO: LA LEY DEL ESPÍRITU DE VIDA


LA LEY DEL ESPÍRITU DE VIDA

Nada hay tan súperpoderoso en el cielo, ni en la tierra, ni debajo de la tierra que genere tanto efecto sobre los hombres de Dios, como la supereminente grandeza de su poder.

El reluciente gran avivamiento que se ha registrado en el pueblo del Señor en todos los tiempos, se ha debido exclusivamente a un principio espiritual "La ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús". Romanos 8:2. Amado, la fuerza que levantó a Cristo de los muertos y lo trasladó al cielo, la produjo la perfecta ejecución de esta ley divina.

La fuerza de ayer, hoy.

La grandiosa fuerza del Dios omnipotente es desatada en la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús. Esa potencia de fuerzas que suspendió las grandes moles de agua como muros mientras pasaba el pueblo de Israel por el mar Rojo, fue el desarrollo de la potente vida de Cristo manifestada en la boca de Moisés: ¡Marchad …! Esa misma ley fue la que prorrumpió sobre las aguas del Jordán que hizo que se amontonaran para que el pueblo de Dios cruzara el rio en seco. El testimonio de Dios en maravillas y milagros que ha hecho en esta tierra, tiene su procedencia y fiel cumplimiento en la ejecución de la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús.
La fuerza que levantará con toda su potencia a la Iglesia del Señor en el arrebatamiento de los hijos de Dios, bajo una poderosa unción de Dios, en sanidades y liberación, milagros y señales, será " la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús", la que también te capacita a ti a funcionar como más que vencedor en Cristo sobre esta tierra, contra la adversidad, demonios y hombres en contra de Dios.

Fluyendo sobre ti.

Sobre ti desciende la fuerza vivificante y redentora de la sangre de Cristo, como descarga que destruye toda embestida de pecado y muerte sobre tu vida. "Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte" Romanos 8:2.

Es esta ley, la que operando sobre tu vida y en contra de Satanás te libra de sus garras de pecado y perdición. Es vital, de vida o muerte para ti que tomes posesión de este principio espiritual de la ley de Dios, para que vivas una vida en victoria.

Cuando empieces a andar en la ley del Espíritu de vida, querido santo, verás como los mismos demonios retroceden despavoridos, y las enfermedades se consumen cualquiera que sean por la luz del Señor que fluye de ti, pero sólo cuando sea iluminada sobre tu vida esta gran revelación de la verdad de Dios.

En tu mano está la decisión, porque todo lo puedes en Cristo. Entonces tu ministerio empezará a crecer para servir a Cristo, y testificar de sus virtudes en tu vida, andando en la dimensión del Espíritu.

Acojámonos a funcionar en esta ley de Dios, para que muchas almas perdidas vengan al Señor, y muchos de nuestros hermanos creyentes también escapen de la cautividad y lazo del diablo que los tiene presos.¡Aleluya!

Sin embargo, quien lleva a cabo la tarea de la administración y dispensación de la gracia de este principio divino, es el maravilloso Espíritu Santo. Y para que se genere en tu vida este gran poder libertador de Dios sobre las almas; que Satanás sea despojado de sus atrocidades y sus obras sean deshechas, es ineludiblemente necesaria la presencia de Él, el Espíritu Santo, enseñoreándose sobre todo tu corazón, tu alma, tus fuerzas y tu mente."...porque el Señor es el Espíritu y donde está el Espíritu del Señor allí hay libertad." 2Cor. 3:17

Entonces el Espíritu vendrá sobre ti generando su poder en gloria para ver las dulces maravillas de Dios. Pues es Su voluntad que el esplendor de Su fuerza sea manifestada a su más elevada potencia para gloria de su nombre; y que esta generación vea las maravillas de un Dios que no se muestra solo, sino que nos incluye a nosotros como espectáculo del mundo juntamente con él, para que se cumpla lo que está escrito: “Testificando Dios juntamente con ellos con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad" Hebreos 2:4.

Dios no comparte su gloria, pero la manifiesta a través de nosotros, los que vivamos en su ley espiritual de avivamiento; y quiere que hoy seamos testigos juntamente con él diciéndonos: “y recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu santo y me seréis testigos”... Hechos 1:8

Operando en la ley del Espíritu de vida

La palabra de Dios es la fuente inagotable del poder del Señor, y toda verdad establecida por Dios funciona y opera, para bien de sus propósitos, por cuanto para Dios lo imposible no existe.
De la misma forma tú estás implicado en los planes y propósitos de Dios; y el ha hecho provisión para que en ti opere la ley del Espíritu de vida para la gloria de su nombre.

Hay dos conceptos fundamentales por los cuales Dios opera en y a través de nosotros: creer y obedecer.

Indiscutiblemente está establecido que Dios ha delegado en nosot;font-family: Bookman Old Styleros un poder y autoridad que podemos ejercer contra los enemigos de Dios, en el nombre de Jesús. Porque lo dio para deshacer las obras del maligno y toda fuerza enemiga. Por eso dijo, no a los incrédulos: "y estas señales seguirán a los que creen, en mi nombre echaran fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; pondrán las manos sobre los enfermos y sanarán…” Marcos 16:17

El ha determinado normas para nosotros para que por ellas obedezcamos su voluntad. El mismo Señor, que caminó en esta tierra como hombre fue obediente en todo, y por esta obediencia, operó el Espíritu Santo en él, para sanar y echar fuera demonios, operando en su naturaleza humana y no divina. En otras palabras, sobre él también operó la ley del Espíritu de vida, por cuanto el mismo dijo: "no puedo yo hacer nada por mí mismo...” Juan 5:30.

De tal forma que solamente esta ley va a funcionar en nosotros en la medida que creamos y obedezcamos. Por lo tanto el avivamiento que produce la ley del Espíritu de vida con las señales maravillosas, para andar bajo la unción del Espíritu Santo, empieza donde se acabe la incredulidad y la desobediencia.
Es necesario creerle a Dios en Cristo Jesús y obedecer la voz del Espíritu Santo, para que fluya en forma gloriosa el torrente de avivamiento que hay en esta ley divina sobre nosotros.

La obediencia perfecta

Solamente la obediencia que se perfecciona en Cristo Jesús, tiene el poder de la vida en el Espíritu, para poder quebrantar las perversidades de Satanás y las obras de la carne.

Cuando te pares en el punto de la mirada atenta hacia el Señor Jesús, amándole y obedeciéndole por amor, podrás debilitar las fortalezas más densas del principado de oscuridad, destruyendo todos sus cuarteles y planificaciones malignas.

Pon tu corazón sensible y tu oído espiritual en alerta a la presencia del Espíritu, para entrar en la misma magnitud de la obediencia a la que entró Jesús, escuchando su voz. "y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y suplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente. Y aunque era Hijo por lo que padeció aprendió la obediencia " Hebreos 5:7.

De tal manera que la obediencia del Señor fue tan perfecta que en él pudo actuar el gran poder de Dios, mediante la manifestación de la ley del Espíritu de vida, que lo vivificó levantándolo del mismo infierno por el poder súper sobrenatural del omnipotente.

Por lo tanto la magnitud del poder de Dios sobre Cristo fue en la misma proporción de su obediencia: Perfecta.

Esa obediencia perfecta de Jesús, produjo en él la manifestación de todo el poder glorioso de Dios en la ley del Espíritu de vida en Cristo, "despojando a los principados y potestades exhibiéndolos públicamente"

Así también actuará toda la magnitud del poder de Dios sobre tu vida, por la misma ley espiritual, cuando andes en la perfección de tu obediencia.

De cierto puedes asegurar, que la potencia de Dios bajo la unción del Espíritu con todo el esplendor de su gloria, será irradiada sobre tu vida con la misma fuerza que operó en Cristo Jesús en su vida de resurrección, rescatándolo de la misma muerte. O como dice la expresión del Espíritu, "y cual la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, la cual operó en Cristo resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales" Efesios 1:19 - 20.

El poder de Dios se rige por unos principios fundamentales de fe: porque Él nos escogió "...desde el principio para salvación, mediante la santificación por el espíritu y la fe en la verdad" 2 Tesalonicenses 2:14.

Camina en la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús, para que no te alcance el principio espiritual del pecado y la muerte, sino que andes en el fuego del avivamiento, explotando todas las obras de Satanás, produciendo frutos a ciento por uno.

Así es como el pueblo de Dios que ha sido redimido alcanzará la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

El que empieces a obedecer a Jesús, te dará todas las garantías de emprender una campaña de destrucción contra todas las obras de Satanás y de la carne, terminando en la victoria del avivamiento en tu vida, haciendo la justicia de Dios en la tierra. "...y estamos prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta" 2 Corintios 10:6.

Pide una revelación de esta ley

Sé que en tu corazón está el deseo de que en ti opere la ley del Espíritu de vida, para andar en la libertad gloriosa de los hijos de Dios; irradiando la luz de Cristo en todo lugar, exaltando y glorificando su nombre.

Pero es necesario mirar "atentamente en la perfecta ley, la de la libertad" Santiago 1:25a. Es indiscutible que necesitas pedirle al Señor que te dé revelación y entendimiento, y empieces a hacer real en todo tu ser la ley del Espíritu de vida; necesitas la comprensión del contenido de este principio, de esta gloriosa verdad universal.

Así como la ley de la gravedad opera bajo unos principios y tú te has familiarizado con ella, así también con esta ley debes familiarizarte a través de la comunión con el Espíritu Santo, conociendo sus principios y fundamentos: cómo opera, cómo funciona, que requiere. Te toca perseverar en el ejercicio de esta ley, conectado al Espíritu.

Deja que el Espíritu te sumerja en su ley, su territorio, el cual conoce y maneja a la perfección para que empieces a ver la gloria de Dios, en el camino del Señor. Pues esto fue lo que dijo el Espíritu: "Más el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, este será bienaventurado en lo que hace" Stgo. 1:25.

Toda ley tiene unos objetivos fundamentales, y la ley del Espíritu también, los cuales son vivificar a los que se acercan a Dios en plena certidumbre de fe y de obediencia. Es la manifestación de la sobreabundante vida de Jesús vertida sobre ti cuando caminas bajo la ley del Señor. Es la fuente desbordante de bendiciones ilimitadas, que están en la vida del Espíritu a tu disposición; Es el modo de vida de los santificados en Dios.

Cuando realmente permaneces en Cristo, conforme lo estipula la palabra de Dios, simultáneamente es desatado el gran poder manifiesto de la ley del Espíritu de vida en toda su potencia, puesto que es la promesa de Dios del "consumado es" en la cruz del calvario, que se hace realidad en tu vida, para la gloria de Dios.
¡La mayor expresión de la gracia de Dios en el creyente, es la activación total del gran poder que hay en la ley del espíritu de vida en Cristo Jesús! Amén.

Leer más...

¿CUÁL ES EL VERDADERO CAMINO?

Image and video hosting by TinyPic


Muchas personas debaten entre sí para establecer su religión como la cierta y verdadera. Incluso muchos han llegado a determinar que quien este fuera de la suya está completamente perdido. Incluso entre quienes dicen tener la sana doctrina, aún los que no estén en sus denominaciones, están perdidos, siendo de su propia religión.

Cuando un hombre le ha creído a Dios, y está en pos de Dios, en todo tiempo es un hombre victorioso. La victoria no está en lo que tu alcances, la victoria está en que tú permanezcas en lo que Dios quiere que alcances; ahí esta nuestra verdadera victoria. La victoria no esta en la meta sino en el camino hacia la meta. Quien se mantenga en el camino tiene la meta garantizada.

Es el tema del que quiero exponer, vamos a tratar acerca del camino, el Camino del Señor.

Durante mucho tiempo el hombre se ha ocupado en investigar, averiguar, cuál es el verdadero camino, cuál es la senda que lleva a Dios. Qué es lo que nos lleva a una eternidad. El hombre de muchas maneras busca lo medios, investiga, lee, busca en la historia, estudia tratando de averiguar cuál es la verdad. Cuál es el camino! muchos han creído que han llegado a ese camino y nadie los saca de allí, porque ellos creyeron que ese era el camino y por eso existen infinidad de sectas, religiones, de doctrinas. Siempre la gente piensa que esta en el camino correcto. A un musulmán al que tu le digas que no esta en la verdad, te dice tú eres el que está mal yo estoy en el camino correcto.

Un Testigo de Jehová al que tu le dices: no, pero esa doctrina no es sana, el te dice: yo estoy en el camino correcto. Y de allí difícilmente alguien lo saca. Un evangélico también te dice yo estoy en la verdadera religión y de aquí nadie me saca porque yo estoy en lo correcto. Todos están equivocados, -¿Como así hermano, nosotros no somos evangélicos? No, es que no es la religión; y ese es el error de muchos. El hecho de que tú te tildes de evangélico no te garantiza que tú vas a alcanzar una eternidad con Dios; Porque tristemente podemos decir que podemos encontrar en otros lugares gente mejor que algunos evangélicos. ¿No es cierto? ¿No es así? Porque hay evangélicos que uno no quiere ser como ellos. Entonces no se trata el nombre de la religión, se trata del Camino, se trata de la vida que yo llevo, se trata es de cómo yo me adapto a Dios en lo que Dios quiere.

Lo más importante de todo esto es que la mayoría de la gente de diferentes religiones, de sectas, coincide en que hay un Dios en el cielo. Esa es una gran ventaja.

La mayoría de las gentes que esta en las religiones, y de las religiones más grandes que hay sobre esta tierra, está el cristianismo, donde reconocen al Mesías, a Jesucristo.

En el mundo hay más de 31 corrientes religiosas, observe bien, más de 31 corrientes religiosas. Pero de esas 31 corrientes religiosas se desprenden una cantidad de subdivisiones, que hace que haya entonces cientos de sectas y de religiones en el mundo, pero de todas esas 31 religiones principales la que tiene mas arraigo es el cristianismo.

Entonces, debido a todo esto, ahora vamos a estudiar un poco acerca del camino.

¿Qué es el camino? ¿Cuál es el Camino? ¿Será que tú estás en el camino correcto?

¿Será que la religión que tú tienes es el camino correcto? ¿Tú crees que estás en la verdad?

Vamos a la escritura, vamos a leer el Evangelio según San Juan capitulo número 14. Leemos desde el verso No 1 donde el mismo Jesús habla acerca del camino, el camino al Padre, el camino a la salvación, el camino a la vida eterna.

El mismo Jesús habla en esta cita bíblica. Deseo que todo el que lea tenga un poquito de madurez en lo que voy a explicar, porque esto no es sencillo.

“1No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí” ¡Gloria a Dios! Quiero que vaya observando esa frase, vaya analizando lo que allí dice, mirando a lo que Dios quiere hablar a través de esa pequeña frase: No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios creed también en mí.

En el mundo hay turbación, la gente tiene turbación en su vida, la naturaleza del hombre por causa de la caída tiene turbación. Todo ser humano es impulsado a buscar algo en que confiar y creer, todo ser existente en la tierra busca la manera de agarrarse a algo o a alguien donde tener confianza, porque tiene turbación.

Cuando hablamos de turbación estamos hablando de temores, de inseguridad, de incompetencia. Cuando hablamos de temores estamos hablando de necesidades. Cuando hablamos de temor estamos hablando de enfermedades.

La acción de todas estas turbaciones es lo que degrada al hombre; y el hombre quiere escapar. Por eso es que el hombre se empeña en trabajar para adquirir y conseguir, porque piensa que eso es lo que le va a dar estabilidad, libertad, seguridad y un futuro asegurado. Porque la naturaleza de hombre, en esa naturaleza caída, el sabe que no está bien, y busca la manera de agarrarse a algo, a alguien para tener confianza.

Pero hubo una respuesta de Jesús... Jesús les dijo: “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios creed, también en mi”. Allí es donde quiero que usted analice, allí hay una parte muy interesante, mire lo que le dijo Jesús: “…tú crees en Dios, cree en mí”. Fíjese que no dice a mí, sino en mí. Si están leyendo claro los textos bíblicos dice “Creéis en Dios creed también en mi” o sea creer en Cristo. Es decir, que para creer en Dios necesitamos estar en Cristo. Una persona que no está en Cristo no puede creer a Dios como lo estipula los principios espirituales de de Dios.

Es por esto que alguien que no ha conocido a Cristo, no puede conocer a Dios. Puede haber oído de Dios, pero le es imposible creer en Dios. Creéis en Dios creed también en mí. Esto es que todo en que dice creer en Dios, debe cree en Cristo indefectiblemente. Para que creas a Dios en Cristo, tú tienes que estar en El. Por ejemplo, para que tú disfrutes de este edificio, su ventilación, su iluminación, su cobertura para la lluvia, etc. sus habitaciones, etc. tú necesitas entrar aquí, estar aquí. Afuera te toma la lluvia y el sol, pero para que tu disfrutes de lo que hay aquí adentro tú necesitas entrar. Tú necesitas estar en el edificio. Tú tienes que entrar en el edificio! Así mismo tú debes estar en Cristo, para creer en Dios. Por eso Jesús dijo creed en Dios creed también en mí.

Es decir, es necesario permanecer en Cristo para que tú puedas creerle a Dios; y ese creer a Dios te traiga la bendición y la garantía de Eternidad. Amén.

En la casa de mi Padre muchas moradas hay. ¿Qué dijo Jesús? Que el depósito de Dios no está en escases. “En la casa de mi Padre muchas moradas hay”, en otras palabras, no te turbes que hay espacio para ti en Dios. La gente dice: Dios me abandono, Dios no quiere saber de mi. Falso, engaño del enemigo. Siempre habrá una morada para un hijo de Dios, siempre habrá espacio para los hijos de Dios.

Así de pronto, veamos el edificio lleno, siempre hay espacio para los hijos de Dios; y quiero que en esta mañana tu tengas la confianza que hay un espacio de Dios para ti, que hay una sanidad de Dios para ti, que hay una solución de Dios para ti, que no todo está perdido. En Dios hay solución, en Dios hay esperanza, en Dios se encuentra sanidad.

El está atento para bendecir a sus hijos. ¿Tú eres hijo de Dios? No se turbe vuestro corazón. “En la casa de mi Padre muchas moradas hay”. Aún hay espacio para ti. Amén. Repita esto: Hay espacio para mi en Dios, “Al que a mí viene, yo no lo echo fuera”, dijo el Señor. Amén.


¿Será que hay espacio para ti? ¡Hay espacio para ti! No importa cuán grande sea tu problema, hay espacio para ti en la casa del Señor. Y esa es nuestra confianza; hay gente que dice Dios no me mira, Dios me ha abandonado, hasta dicen que Dios los enferma. –Hermano, ¿y esa enfermedad? No, ese es el Señor que me tiene en prueba. Mire, Dios es bueno y yo no conozco a un papá bueno que vaya a enfermar a sus hijos. No lo conozco, en los seres humanos no existe, mucho menos en el Dios que es bueno, que es grande y que es poderoso. Amén.

Entonces Dios es un Dios de bendiciones; y Dios quiere bendecir su vida, Dios quiere transformar su corazón, Dios quiere transformar su mente, porque hay moradas en Dios para ti. Entonces ahí todavía cabemos en el Señor, hay espacio para nosotros y para mucha gente que quiera conocer el camino, vivir en el camino.

“Y si me fuere y os preparare lugar vendré otra vez y os tomare a mi mismo para que donde yo estoy vosotros también estéis”. Para que donde yo estoy vosotros también estéis. ¿Sabe qué significa eso? Compañía.

Qué bueno es tener la compañía de Dios, que bueno es saber que su presencia va a permanecer siempre en nuestra vida. La ausencia de Dios es terrible, la ausencia de Dios se llama Infierno, esa es la ausencia de Dios: maldad, pecado, derrota total, perdición eterna, bancarrota absoluta. Pero Dios nos ha prometido compañía. “Y yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”, eso dijo el Señor. Que estaría con nosotros, es decir, contigo todos los días; no unos días a la semana, no algunas horas, sino que estaría 24 horas todos los días contigo. “Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”.

Hay una garantía de de Dios. Por lo tanto, quiero que vayan analizando lo que es el camino, puesto que es el tema que estamos abordando hoy: ¿Cuál es la verdad? ¿Cuál es la verdadera religión? ¿Cuál es el Camino? Pero estamos viendo que Dios esta brindando, digamos que una atmósfera por decirlo en ese sentido, de su gloria, de su Presencia. de Dios en tu vida es el camino, las Maravillas de Dios en tu vida es el Camino, de Dios en tu vida es el Camino, de Dios en tu vida es el camino, Dios esta rodeándote de bendiciones pero tenemos que creer su Palabra. Amén.

Si usted cree Su Palabra va a disfrutar de Su Gracia, el creer la palabra activa los beneficios de la gracia. Si usted duda de su Palabra jamás podrá disfrutar de las bendiciones de Dios, porque este es un Camino de fe. Al que cree todo le es posible. ¿Tú crees? Si tú crees, todo te es posible. Creéis en Dios, creed también en mí. Permanezcamos en Cristo y entonces veremos la gloria de Dios. Amén.

“3Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. 4Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino. 5Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino? 6Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”.

Observe bien la pregunta que le hizo Tomás, quien en representa al incrédulo, verdad? Tomas el incrédulo. Entonces el incrédulo le dijo: “¿Señor no sabemos a donde vas como pues podemos saber el Camino?” Tomás le dijo que solamente sabiendo a dónde íbamos, podríamos saber cuál era el Camino, Pero Jesús le dijo algo diferente: Jesús le dijo “Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida; nadie viene al Padre, sino por mi”. En esta frase es donde vamos a detenernos.

En ese verso vamos a ver algunas cosas muy importantes. Las palabras de Jesús son estas: “Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida; nadie viene al Padre, sino por mi” Note bien que no dice: Nadie va al Padre, sino que dice: Nadie viene al Padre. Eso quiere decir que Jesús permanece en el Padre, está en el Padre. Jesús permanece en el Padre y el Padre en El.

Jesús dijo, nadie viene al Padre sino por mí, o sea, que yo soy (Jesús) el intermedio para llegar al Padre o para estar en el Padre, aún mejor. Yo soy el intermedio para estar en el Padre; o sea que la meta no es llegar, es permanecer, el permanecer garantiza la llegada. No se trata de que usted va a hacer un peregrinaje para llegar a la Salvación, se trata es de mantenernos en esta posición, en Cristo, para permanecer en el Padre, la Salvación. De otra manera caemos en la religiosidad.

La religiosidad ya es un término popularizado: Tratar de hacer cosas para llegar a agradar a Dios. Y Jesús esta hablando no de lo que tenemos que HACER, sino de lo que tenemos que SER. Yo no puedo por mí mismo hacer algo para agradar a Dios, yo tengo que SER, vivir mi identidad como HIJO. El HACER algo es postizo, el SER algo es genuino, porque tú puedes hacer algo que no te agrada, pero lo puedes hacer. Pero el que ES, lo hace por naturaleza, es genuino.

Entonces lo que Dios quiere es que haya una satisfacción en su Presencia. Todo el que se satisface en la presencia de Dios, es porque está en el Camino. Pero si tu pretendes recorrer una senda para alcanzar una meta, para decir: “yo camine y por eso estoy en la bendición”, eso es jactancia, aquí no habría meritos divinos sino humanos. No por obras, para que nadie se gloríe.

¿Qué dice el Señor?: “Yo soy el camino, y la Verdad, y la Vida; nadie viene al Padre, sino por mi”. Ese “por mí” significa: Yo soy el medio, es por mi poder, no son tus fuerzas, ni tu sabiduría; Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida.

De ese texto vamos a analizar 4 palabras claves que encontramos ahí, o principios espirituales como usted los quiera llamar.

Pero antes de entrar en esas palabras, yo quiero que usted mire bien en ese texto, Jesús dijo: “Yo soy el Camino y y …” o sea, Jesús se autodenomino Camino, Verdad y Vida; y: nadie viene al Padre sino por mí, o sea que, se debe establecer esos tres principios: Camino, Verdad y Vida para estar en la presencia del Padre, alcanzar la salvación. Amén.

Yo soy el camino y y y nadie viene al Padre sino por mí, o sea, que estos tres nos garantizan la permanencia en la Eternidad con Dios.

Estas son palabras sencillas, comunes y corrientes. ¿Qué quiero con esta reflexión? Que Dios les renueve un poco lo que es el concepto del Camino de Dios.

Lastimosamente la gente piensa que estar en una Religión es estar en el Camino; sea sana doctrina o no, sea Trinitaria, Unitaria o no, la gente piensa que por el hecho de tener una religión, ya tiene garantía de salvación y eso no dice la Biblia. Jesús lo dijo “Yo soy el camino, y la Verdad, y la Vida; y nadie viene al Padre, sino por mi”. Entonces la única manera de garantizarte salvación, es en Cristo. Y Cristo se define como el Camino, y la Vida.

En primer lugar Jesús dijo: “Yo soy”. ¿Te acuerdas el pasaje de Moisés? ¿Cuando Dios empezó a mandar a Moisés a que fuera a Faraón para que libertara o dejara ir al pueblo a adorar? Faraón se le oponía, y Moisés dijo a Dios, ¿pero si tú me envías allá, qué le voy a decir, de quién me envió? ¿Cómo es tu nombre? para yo decirle quién me envió. ¿Y cuál fue la respuesta de Dios? “Yo soy”. Eso es un principio espiritual bien profundo, pero vamos a tratar en lo posible de comprender. El Yo es la primera persona. Yo, Esta hablando de el Dios Absoluto, el Dios soberano. Y la palabra Soy esta hablando del ser presente. Entonces Yo Soy es la manifestación de de Dios, Dios es eterno, Dios permanece para siempre. Dios es el mismo de ayer, de hoy y por los siglos de los siglos; entonces Dios es un eterno presente, por eso es que Dios no cambia, es inmutable. Ni sus leyes cambian, porque el permanece para siempre. Los gobiernos tienen leyes y de pronto las cambian, de gobierno en gobierno, ¿verdad? Hacen referéndum para cambiar leyes y las leyes cambian, pero Dios no cambia. Las leyes de Dios son eternas y para siempre.

Los principios espirituales de Dios son eternos, permanecen para siempre; así como usted ha visto que la gravedad es una ley espiritual que ha permanecido en hasta que un día se destruya, pero mientras este esa ley permanece. de la Gravedad. Tú sueltas algo y cae, ya sea en la China, ya sea en Norteamérica, en África, sueltas algo y cae porque es una Ley, un principio físico, la gravedad. Sueltas y la gravedad atrae el objeto a la tierra, es un principio físico. Dios tiene principios espirituales, por ejemplo “pedid y se os dará” es un principio espiritual y eso nunca va a cambiar. Amén.

Entonces, los principios espirituales de Dios no cambian, porque El es el gran YO SOY, porque El siempre es y está presente. Yo Soy es de Dios, la Eternidad de Dios, el Poder de Dios, de Dios, de Dios, es el Yo Soy. Entonces, cuando Moisés le pregunto a Jehová quién era, el dijo Yo Soy el que Soy. o sea, no tengo punto de comparación, Yo Soy lo Eterno, el Sublime, el Todopoderoso, el Majestuoso, eso es lo que tú le tienes que decir a faraón. En otras palabras, Faraón: tu gobierno es efímero para el Dios que yo tengo.

Entonces, el Yo Soy habla de la grandeza de y de que Dios permanece para siempre. Entonces Jesús dijo Yo Soy el Camino, la Verdad, la Vida. Oiga bien Jesús es eterno y el en el se manifestó el gran Yo soy por eso fue que cuando a el lo fueron a atrapar en el huerto del Getsemaní, ¿te acuerdas cuando fueron a atrapar a Jesús? Cuando le preguntaron a Jesús que ¿quién era? El dijo Yo Soy, y cuando Jesús dice Yo soy dice la escritura que los soldados retrocedieron y cayeron. ¿Porqué cayeron? porque hubo la manifestación de la gloria de Dios en ese lugar, la manifestación del Yo Soy; Jesús es la manifestación de la gloria de Dios, Jesús es el gran Yo Soy, Emanuel, Dios con nosotros; entonces en esto quiero que usted observen bien claro. dice que nos ha sido dado un Nombre que es sobretodo nombre, el nombre de Jesús, entonces todos los que creemos en Jesús vamos a alcanzar vida eterna, pero allí es donde yo quiero que usted tenga un poco de madurez para recibir lo que le quiero decir.

Cuando hablamos del nombre hablamos de la esencia no de una denominación humana, por eso es que el Nombre de Jesús tiene poder porque es un nombre que procedió del cielo, porque nos fue dado a todos los hombres, se nos dio un Nombre que es sobretodo nombre, entonces se habla de la supremacía del Nombre de Jesús y esa supremacía del Nombre de Jesús es la misma Presencia de Dios, la Palabra de Dios, entonces Jesús es de Dios; por eso es que no es una religión ni una secta, porque en si no es el nombre humano sino el nombre que representa la manifestación del Dios grande y poderoso el Yo Soy, y no hay ninguna religión en el mundo que se pueda atribuir el nombre de Jesús. Porque es un Nombre que es sobretodo nombre y nos fue dado del cielo. ¿Por qué cree usted que cuando nombra el Nombre de Jesús hay impacto en el mundo espiritual? Porque dice la palabra que toda rodilla se doblará delante del nombre de Jesús, entonces toda creación es sometida al Nombre de Jesús, el gran Yo soy.

¿Hasta ahí está más claro lo que estamos hablando? Entonces Jesús dijo Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida. Es decir, que en otras palabras, Jesús dijo para que usted permanezca en el Padre, usted tiene que permanecer en el Yo Soy. ¿Quién es el Yo Soy? Yo Soy el Camino y y la Vida.

Son tres partes que vamos a mirar brevemente ahora; el Camino, y la Vida.

Por eso es que nunca hay ni habrá una religión sobre la tierra que pueda dar evidencia absoluta del Camino de Salvación, si no es en el Nombre de Jesús. Jesús, el Yo Soy no se puede institucionalizar en una denominación humana. Solamente el nombre de Jesús, Yo soy el Camino y y la Vida.

Entonces fíjense que esto, no es una religión, esto no es una secta. Es permanecer en la misma presencia de Dios. ¿Cómo permanecer en esa misma presencia de Dios para tener garantía de Eternidad en el Padre? Mediante el Camino y y la Vida, Jesús. Esto es garantía.

Jesús dijo “Yo soy el Camino y y nadie viene al Padre sino por mi”, eso no es jactancia, sino que El es el camino y El es y es la Vida. Jesús es la manifestación de Dios dada a los hombres. O sea que, Dios se manifestó al mundo a través de Jesús: El es la imagen visible del Dios invisible. En otras palabras, para que el Padre se nos diera a conocer a nosotros no había otro mecanismo si no a través de su hijo Jesús.

Mira ejemplo práctico: si hay una persona en China y tu estás aquí en Colombia y hablas español y allá tu amigo habla chino, el que habla chino te habla a ti, pero tu no entiendes lo que el chino te dice; si tu hablas español al chino, el chino te oye, pero no entiende el español que tu hablas, porque él no habla español, no entiende el español. Entonces la única manera de que el chino te entienda a ti, tu español es a través de un intermediario, eso se llama un intérprete, un traductor; entonces el traductor que me escucha a mí lo que yo le hablo al chino el lo traduce y se lo da en chino y el chino dice Oh ya sé que me está predicando y lo mismo ocurre de allá para acá…El chino habla en su chino el traductor lo traduce y me lo envía a mí en español y entonces yo digo : Ah! El chino dijo Amén. Amen Gloria a Dios.

Entonces: ¿Qué ocurre con esto? Lo que aquí está ocurriendo es que lo que yo quiero expresar a aquella persona, como él no puede entenderme, hay un intermediario que puede entenderme y expresar lo que quiero o necesito. Entonces Jesús es nuestro intercesor o intermediario para que el Padre pueda entender mi necesidad. Por eso es que todo lo oramos en el nombre de Jesús y decimos en el nombre de Jesús. Padre yo te honro en el Nombre de Jesús y entonces Jesús le interpreta al Padre mi oración, que yo le estoy honrando y cuando el Padre me envía una bendición me la envía a través de Jesús y yo puedo recibirla

¿Por qué Jesús puede ser nuestro intermediario?

Porque Jesús tuvo una experiencia en esta tierra y conoce el dolor humano, El Padre no conocía el dolor humano porque El nunca fue humano, entonces El no podía sentir lo que yo siento; pero Jesús como vivió como humano, puede entender tú dolor, y El puede expresar tú dolor en un lenguaje que el Padre entienda y el Padre dice: Vamos a ayudarlo. Ya sabes por qué no es una religión? Todo esto es la manifestación de de Dios a los hombres. Entonces la única manera en que el hombre pudiera acercarse a Dios era a través de un intermediario, un intercesor alguien que pudiera recibir nuestro dolor, nuestra queja, nuestra necesidad y planteársela al Padre en el lenguaje del Padre con el Hijo. Porque el Hijo es la Palabra, Por eso Jesús es el Yo Soy es la manifestación de Dios para los hombres en la tierra. ¿Cuál es esa manifestación?: el Camino y y la Vida. “Yo Soy el Camino y y la Vida”. Cuando hablamos del Yo Soy estamos hablando de de Dios, y por medio del Yo Soy, o del Señor Jesús, podemos permanecer en el Padre, esto implica un estado, no un objetivo final.

Cuando hablamos de hoy. Yo Soy no es, yo seré ni yo fui. Es Hoy; entonces la vida cristiana es un hoy, tú no vas a hacer planes para ser santo mañana, tú tienes que ser santo hoy, porque estamos hablando que el Camino al Padre es en el Yo Soy, en el ahora, en de Dios ahora. Por eso ser cristiano es una acción o un modo de vida segundo a segundo. No es una preparación para mañana, hay gente que se prepara para que Dios lo salve mañana. No, tú tienes que estar preparado porque el Camino al Padre es en el Yo Soy, es en el ahora, es en el Dios presente, en de Dios. Amén.

Es el Gran Yo Soy “Yo soy el Camino y y la Vida. Amen ¡Gloria a Dios! Entonces Jesús se definió como el Yo Soy, el Camino y y la Vida. Entonces para que usted permanezca en el Padre debe estar en el Camino, y la Verdad, y la Vida; y ese es Jesús: Camino, Verdad y Vida.

Ahora nos preguntamos ¿Qué es un camino? Una senda, una ruta, una vía, un medio, etc. entonces como todos conocemos el término camino, que entre otras cosas, Dios tiene que ponerlo así para que podamos entenderlo. Porque en lo profundo de este concepto, se refiere a términos espirituales que no tiene reemplazo de palabra humana, como es evidente, ningún principio espiritual tú lo puedes reemplazar por una palabra humana, porque la palabra humana se queda corta ala magnitud del principio espiritual. Por eso es que una persona que no tenga el Espíritu Santo no puede interpretar la Biblia. Por eso es que hay gente que dice: es que antes yo leía la Biblia, pero no lo entendía estaba como en un lenguaje complicado, pero ahora que ya conozco al Señor ya puedo entender la Biblia. Claro tienes el Espíritu Santo. El Espíritu Santo te guía a toda verdad, entonces la Presencia de Dios te ayuda a interpretar los principios espirituales que están en la Biblia.

El camino es una ruta, todos conocemos qué es un camino. Jesús dijo que Él es el Camino. Para ir al Padre es por el camino. Un camino te da garantía de que tu vas a llegar a dónde tienes que llegar. Tú lo que necesitas saber es que estás en el camino y permanecer en él. Andar en el sentido y ruta del camino te lleva al objetivo. No nos obsesionemos por llegar, sino anhelemos por permanecer en él, en el camino.

Imagínate que tú llegas a un lugar desconocido, llegas a un lugar que no conoces y alguien de la región te dice: -¿usted para dónde va? Tú le respondes -Yo voy para cierto lugar. Tú nunca has ido pero él te dice: -Ve por aquí y no dobles para ningún lado y tú vas a llegar. Yo te hago una pregunta: ¿Tú dudas para dónde vas? No dudas, porque una persona que conoce te dijo que ese es el camino. Entonces, aquí lo importante no es a donde tú vas a llegar, lo importante es que tú sepas que vas a llegar, que estas en el camino correcto y Jesús es el camino correcto; entonces el éxito de llegar al Padre es permanecer en el Camino.

Es decir, tu meta no es llegar allá, tu meta es permanecer en el Camino. Por eso es que hay gente que se desvía del camino porque no están pendiente del Camino sino que están pendiente a la meta. Cuando tú estás pendiente a la meta te puedes distraer en la meta y te sales del Camino; Dios mira no lo que tú quieres para El, Dios mira lo que tú haces para El. ¿Qué quiere Dios? Dios quiere que tú permanezcas en el Camino. ¿Cómo tú permaneces en el Camino? El día a día con Dios.

Porque tú no puedes decirle al Señor: “mira yo te tengo una grandiosísima promesa, cuando yo vaya allá arriba voy a ser tu máximo adorador. No, Dios no mira eso y tu puedes hacer las promesas mas grandes, pero Dios no lo trama tu promesa, a Dios lo único que lo trama es tu corazón y cómo tu estás en el Camino.

Dios quiere es verte en el Camino, no que tú quieras llegar a la meta del Camino. Cuando se llega a la meta se termina el camino, y cuando ansiamos obsesivamente la meta perdemos de vista al camino, puedes perder de vista a Jesús por poner tu mira en la meta. Sino que la escritura dice: Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe.

Ese es el Camino, que tu tienes que permanecer en Jesús. Y permanecer en Jesús te va a dar garantía de llegar al Padre, poder estar en el Padre. Te acuerdas que Jesús dijo que: ¿nadie viene al Padre sino por mí? O sea que Él está en el Padre. En otras palabras, mientras tú permanezcas en el Camino, permaneces en el Padre y tienes vida eterna. Pero si tú te desvías del Camino puedes perder la vida eterna, entonces tenemos que permanecer en el Camino. ¿Si captas la idea? Cada uno de nosotros tenemos que verificar que nuestra vida esta en una buena relación con Dios. Segundo a segundo.

Muchos dicen: Este año que viene sí me voy a consagrar a Dios. Ahora que me salga ese empleo si voy a ir a la iglesia, porque voy a tener dinero con que ir a la iglesia. No, Dios no mira eso; Dios mira es tu hoy. Tu corazón. ¿Será que tu corazón está en el Camino? ¿O tu corazón está mirando el mundo? Lo que el mundo ofrece, lo que el mundo te pueda dar. No, Dios mira cómo está tu corazón, si estás en el Camino.

Te doy un consejo: Recibe del Jesús, allí está. ¿Tú quieres permanecer en el camino para permanecer en con Dios? Entonces escucha lo que dijo el Señor: “Yo Soy el Camino, y la Verdad, y la Vida”.

Aquí aparece la palabra Verdad ¿Qué es la Verdad? la verdad son los principios espirituales que conforman su Ley. Esa es de Dios, todo aquello que Dios ha aprobado esa es la Verdad. Porque nosotros tenemos verdades relativas, pero son conceptos humanos. Pero estamos hablando que esta Verdad es el Absoluto de Dios. Los principios de Dios que son incambiables, es decir, que nosotros necesitamos conocer para que nos garantice la Eternidad. Pero ¿Cómo conoces ? Conociendo al Señor Jesús. Conociendo a Jesús conoces sus principios espirituales, porque El es el Yo Soy, el que conoce a Jesús conoce su Palabra, porque El es la Palabra, El es el Verbo. Entonces en una comunión con Jesús, en una relación íntima con Jesús es donde tú conoces de Dios. Si tu amas a Jesús, amas su Palabra, Si tu obedeces a Jesús, obedeces su Palabra. Hermano yo amo a Jesús. Pero si no haces su Palabra, no amas a Jesús.

-¡Mi Señor Jesús! Hay gente, yo las he oído. Oh, el Señor. Mi Señor Jesús. Oh Jesús es lo máximo. Pero no hacen su Palabra, no aman a Jesús; son palabras lisonjeras. Jesús dijo: “Si me amáis guardad mis Mandamientos”. Es decir, que el que guarda sus Mandamientos es el que realmente le ama. ¿Tú guardas sus Mandamientos? ¿Tú guardas de Dios? ¡Revísate! Por un instante en tu vida, haz un balance. Allí se conoce si estás en el camino correcto. No es la religión, hay gente que discute por su religión, Ah! Somos los únicos, somos los mejores y el que está fuera de nosotros está perdido, porque no está entre los evangélicos. ¡Falsa doctrina!

Entonces hay que permanecer en su verdad para que se nos garantice Eternidad; Entonces, no es el título de tu religión.

¿Tú que eres? Yo soy evangélico, no te preocupes que los católicos también dicen: Yo soy católico y los testigos de Jehová. Yo soy testigo de Jehová. Todo el mundo defiende su religión. Si, porque si ellos mismos no defienden su religión ¿quién se las defiende? Pero el hecho no está aquí, en ninguna religión X ni Y ni Z. Porque aquí en yo no encuentro ningún titulo de ninguna religión. Allí Jesús no dijo: Yo he venido a esta tierra para establecer a los evangélicos. La única religión es la católica, No. Jesús no dijo eso. Jesús lo único que dijo fue: Yo me voy, pero no se preocupen que yo les voy a dejar al Espíritu Santo, al Consolador. Jesús no dijo otra cosa. Yo me voy pero les voy a dejar un cuadro mío, o una estampa mía. Jesús no dijo eso, Jesús dijo Yo me voy, ciertamente, pero yo les voy a dejar otro Consolador, el Espíritu santo. ¿Quien representa a Jesús en la tierra? El Espíritu Santo. ¿A quién dejo el Señor en la tierra? Al Espíritu santo. Entonces si usted era orgulloso de su religión, ¡Arrepiéntase! Y déle a Dios.

Señor, lo importante que yo permanezco en tu Camino, y que yo guarde tu palabra, porque el guardar tú me garantiza Eternidad.

“Yo Soy el Camino y y la Vida”. Allí aparece el otro término, la Vida. ¿Qué es vida? Las características de la vida, ¿cuáles son? Crecimiento, Reproducción, etc. Bueno, hay bastantes definiciones. Pero cuando hablamos de la Vida, estamos hablando de eternidad, la Vida de Dios es Eternidad, entonces la vida de Dios es permanencia. Aprende esto: Nunca estés soñando por alcanzar la Eternidad, viva en la Eternidad, porque si Jesús es Eterno, y El mora en ti, en ti esta morando ; Entonces quien esta luchando por alcanzar una eternidad, está perdido porque todavía no la tiene. Pero si yo creo en mi salvación, yo estoy agarrado en la Fe, en su Palabra y en sus promesas, ya yo estoy viviendo mi Eternidad con Dios. No se ha completado pero yo llevo una garantía, porque yo esto guardando su Palabra. Jesús lo dijo “Yo Soy el camino y y y nadie viene al Padre sino por mi”. Entonces, mientras permanezca en El, estoy teniendo garantía de Eternidad. Pero cuando yo me salgo de el por el pecado, la desobediencia, la rebelión, la maldad, el engaño, etc. yo estoy perdiendo mi garantía de Eternidad.

¿Qué estamos aprendiendo en el día de hoy? Vivir el día a día con el Señor, Vivir el hora a hora con el Señor, segundo a segundo con el Señor. Entonces permanezcamos en El para tener garantía de Salvación. Si alguien te pregunta ¿Cuál es el verdadero Camino? Tú tienes un montón de cosas que decirle. ¿Cuáles la religión verdadera? Solamente hay un Camino que es Jesús.

Leer más...

Insólito – Una niña lleva 12 años sin poder dejar de reírse por una extraña enfermedad

 

Así como encontramos noticias curiosas que resultan graciosas, las hay insólitas que son tristes. Tal es el caso de Xu Pinghui, una adolescente china de 13 años, que lleva padeciendo un extraño síndrome desde que tenía ocho meses, cuando una fiebre motivó que la pequeña no dejara de emitir risas incontrolables.

Puesto que la joven no puede hablar se comunica con distintos sonidos a través de su risa. Esta extraña enfermedad ha dejado sorprendidos a muchos doctores que la han atendido, y los padres se encuentran desesperados ante no encontrar la cura.

Su madre, Yang Longying asegura que “desde los ocho meses ha estado riéndose incontrolablemente”, mientras que su padre, Xu Weiming, añade: “No hay consuelo posible para nosotros, viendo sus risas nos sentimos tristes, es como si llorara”.

Ambos planifican ahora realizarle una exploración por escáner que permita llegar a alguna respuesta acerca de su extraña condición.

Leer más...

Niña de 9 años corta oreja y brazo a otra de su edad en Cristo Rey


Mientras la ciudadanía de República Dominicana está alarmada por los niveles de los crímenes e intolerancia en la ciudad, que han cobrado la vida hasta de una mayor que era subgerente de Asuntos Internos de la AMET, un nuevo caso tiene asombradas a las familias en Cristo Rey.

Una niña de 9 años cortó con una navaja a otra de la misma edad en la calle Pablo Sexto, del sector de Cristo Rey, lo que le produjo una herida en la oreja y otra en el brazo.

Según la madre, quien conversó vía telefónica desde la clínica del doctor Antonio Cruz Jiminián con reporteros de cristorey.com, las menores sostuvieron una conversación en la que la agresora le pedía que le explicara ¿qué hace tú aquí? -su hija- en una casa en la que estaba cuidando a una enferma.

Allí nada ocurrió, dijo la madre, pero luego la agresión se produjo en la calle Pablo Sexto cuando las niñas de 9 años se vieron de nuevo.

"La niña había ido a recoger a sus hermanos y se encontró con ella, pero discutieron. Me duele porque ella es muy buena con sus vecinos, mi hija, que lo que estaba haciendo era cuidando a una recién parida cuando se produjo la agresión", dijo la señora.

La comunidad de este sector se siente consternada por este hecho de violencia infantil, la cual ha tocado esta vez a menores de 9 años.

Leer más...

Insólito – Una niña de 9 años da a luz un saludable bebé en China


No es curioso, ni insólito… simplemente no debería pasar.

Una menor de nueve años en China se ha convertido en una de las madres más jóvenes del mundo después de dar a luz a un saludable niño.

La niña, es decir, la madre, fue llevada a un hospital en Changchun, al noreste del país, cuando tenía ocho meses y medio de embarazo. Dos días más tarde, dio a luz al niño de 6 libras por cesárea.

La familia de la pequeña madre se negó a discutir el embarazo, pero confirmó que había informado a la policía, que trata de establecer quién es el padre.

En la provincia, relaciones con un niño menor de 14 años trae una condena por violación automática y una larga sentencia de cárcel. Un experto legal aseguró a medios locales que las mujeres menores de 14 años no tienen derechos. ‘Cualquier persona que tuvo relaciones con una niña menor de 14 significa que han cometido la violación y debe ser castigado severamente’.

Un hospital en la ciudad más grande de China, Shanghai, dijo recientemente que alrededor del 30 por ciento de los abortos fueron de niñas en edad escolar.

El caso de la madre más joven que se conoce está en Perú, donde una pequeña de tan sólo 5 años, llamada Lina Medina, dio a luz a un hijo llamado Gerardo, de 6 libras en una operación de cesárea en 1939.

En 1957, otra niña peruana de nueve años, dio a luz a una niña que pesó poco más de 6 libras y, curiosamente, fue en 2006 que otra niña peruana de ocho años, dio a luz a una niña de 4 libras.

Leer más...

Insólito – Con tres años fuma y bebe para superar un trauma

¿En que mundo vivimos?

Tras haber sufrido un accidente de coche, Ya Wen, una niña de tres años de China se dedica a fumar y a beber cerveza como supuesta terapia para superar el trauma. ¿Y sus padres? Lo peor es que están de acuerdo con el tratamiento de superación.

Estuvo cinco días en coma después de sufrir un trágico accidente de coche. Tras despertar, algo había cambiado en Ya Wen.

Con tan sólo tres años, esta niña de China tiene que fumar y beber alcohol todos los días “para superar sus traumas”, según sus padres que añadieron que “tres vasos de cerveza al día no son un problema para ella. Le encanta beber”.

Además, Ya Wen ya no se siente una niña y pide a su madre que le compre ropa de chicos. “Si no lo hago, se pone a llorar”, señala la mamá de Wen.

El padre de Ya Wen dejó de fumar para dar un buen ejemplo a su hija pero esta está totalmente enganchada.

Esta polémica historia lo ha destapado el periódico ‘Yangcheng Evening Post’ y se ha hecho eco de ella en el ‘NY Daily News’, pocos días después de que saliera a la luz el caso espinoso de Ardi Rizal, un niño de dos años indonesio que fuma 48 cigarrillos al día. Ahora ha reducido su dosis a 15 cigarros.

Leer más...

viernes, 10 de diciembre de 2010

Se calientan los lagos del mundo

Según la NASA, los lagos se están calentando desde 1985 a razón de 0,45º C por década. El cambio afecta a todo el ecosistema.

Image and video hosting by TinyPic
Desde hace un cuarto de siglo, los lagos del mundo se están calentando a razón de cerca de medio grado por década (0,45º C), según un estudio llevado a cabo por investigadores de la NASA.

Este incremento, que los científicos observaron después de registrar, con tecnología satelital, la temperatura de 167 lagos de todo el planeta no se produjo de forma pareja.

Al igual que sucede con la atmósfera terrestre, "el aumento de la temperatura fue más marcado en las latitudes del norte y hacia los polos, que en las regiones tropicales", le explicó a BBC Mundo Simon Hook, uno de los autores del estudio.

El aumento más importante se vio en los lagos del Norte de Europa, con cambios menos pronunciados en el sureste del continente, mientras que se registraron valores superiores en las regiones de Siberia, Mongolia y el norte de China.

En América del sur, al igual que en los trópicos, el incremento fue menos marcado: en el lago Titicaca -ubicado entre Bolivia y Perú- el aumento fue de 0,16º C por década, una tendencia significativa desde el punto de vista estadístico, mientras que en lago Chocón, en Argentina, el aumento -que no fue significativo para las estadísticas- fue de 0,26º C.

Pocos grados, muchos cambios

A simple vista este aumento general puede parecer pequeño. Sin embargo, incluso un cambio de esta magnitud puede tener serias consecuencias para los ecosistemas de los lagos.

"Si piensas que este aumento tiene lugar cada década, después de varias décadas ya tienes un calentamiento importante", dijo Hook. "Esto puede afectar cuándo el lago se congela o en qué momento se derrite y, además, puede tener un impacto sobre las comunidades de plantas y animales que viven allí", añadió.

Uno de los cambios que puede ocurrir a raíz del aumento de la temperatura del agua es que las algas crezcan de manera desproporcionada. Esto puede hacer que el agua contenga nutrientes en exceso y se torne tóxica para los peces.

Por otra parte, un agua más cálida puede facilitar la proliferación de especies invasoras, a la vez que deteriorar el desarrollo de las poblaciones de peces y plantas nativas.

Confirmación independiente

El estudio es el primero a nivel global que toma en consideración la temperatura del agua de los lagos más importantes del mundo.

Su valor, explica Philipp Schneider, otro de los investigadores involucrados en la investigación, es que constituye "una fuente nueva e independiente para evaluar el cambio climático en tierra firme en todo el mundo".

"La ventaja también es que gracias a la medición satelital podemos mirar a todos los lagos del mundo", añade Hook, ya que cuando se toman mediciones de la temperatura de la atmósfera se restringen las posibilidades a los sitios en lo que hay estaciones meteorológicas para hacer estas mediciones.

Leer más...

Un ratón nació de dos machos

Image and video hosting by TinyPic
Un gran salto... ¿para la ciencia?

Científicos de EE.UU. obtienen un ratón a partir de dos machos
Image and video hosting by TinyPic

Científicos estadounidenses usaron células madre para obtener ratones de dos machos y afirman que esta innovación podría preservar especies en vías de extinción, además de ayudar a parejas homosexuales a tener sus propios hijos.

Según este estudio publicado el miércoles en la revista Biology of Reproduction, científicos de Texas (sur) especializados en reproducción manipularon células madre provenientes de un feto macho (XY) de ratón para producir células madre pluripotentes inducidas (CPi).

Algunas células madre que fueron creadas de esta forma perdieron naturalmente su cromosoma Y para convertirse en célula madre de tipo XO.

Estos ratones crecieron y pudieron luego acoplarse con ratones machos normales, teniendo una progenie con material genético de ambos padres.

El estudio fue conducido por Richard R. Behringer del Centro Anderson de Cáncer.

Los investigadores declararon que con una variación de esta técnica "también sería posible generar esperma a partir de un donante femenino y producir machos viables y crías femeninas a través de dos madres", aunque el camino para aplicar estas innovaciones a los humanos aún es largo.

Leer más...
 
© 2007 Template feito por Templates para Você