viernes, 10 de diciembre de 2010

Se calientan los lagos del mundo

Según la NASA, los lagos se están calentando desde 1985 a razón de 0,45º C por década. El cambio afecta a todo el ecosistema.

Image and video hosting by TinyPic
Desde hace un cuarto de siglo, los lagos del mundo se están calentando a razón de cerca de medio grado por década (0,45º C), según un estudio llevado a cabo por investigadores de la NASA.

Este incremento, que los científicos observaron después de registrar, con tecnología satelital, la temperatura de 167 lagos de todo el planeta no se produjo de forma pareja.

Al igual que sucede con la atmósfera terrestre, "el aumento de la temperatura fue más marcado en las latitudes del norte y hacia los polos, que en las regiones tropicales", le explicó a BBC Mundo Simon Hook, uno de los autores del estudio.

El aumento más importante se vio en los lagos del Norte de Europa, con cambios menos pronunciados en el sureste del continente, mientras que se registraron valores superiores en las regiones de Siberia, Mongolia y el norte de China.

En América del sur, al igual que en los trópicos, el incremento fue menos marcado: en el lago Titicaca -ubicado entre Bolivia y Perú- el aumento fue de 0,16º C por década, una tendencia significativa desde el punto de vista estadístico, mientras que en lago Chocón, en Argentina, el aumento -que no fue significativo para las estadísticas- fue de 0,26º C.

Pocos grados, muchos cambios

A simple vista este aumento general puede parecer pequeño. Sin embargo, incluso un cambio de esta magnitud puede tener serias consecuencias para los ecosistemas de los lagos.

"Si piensas que este aumento tiene lugar cada década, después de varias décadas ya tienes un calentamiento importante", dijo Hook. "Esto puede afectar cuándo el lago se congela o en qué momento se derrite y, además, puede tener un impacto sobre las comunidades de plantas y animales que viven allí", añadió.

Uno de los cambios que puede ocurrir a raíz del aumento de la temperatura del agua es que las algas crezcan de manera desproporcionada. Esto puede hacer que el agua contenga nutrientes en exceso y se torne tóxica para los peces.

Por otra parte, un agua más cálida puede facilitar la proliferación de especies invasoras, a la vez que deteriorar el desarrollo de las poblaciones de peces y plantas nativas.

Confirmación independiente

El estudio es el primero a nivel global que toma en consideración la temperatura del agua de los lagos más importantes del mundo.

Su valor, explica Philipp Schneider, otro de los investigadores involucrados en la investigación, es que constituye "una fuente nueva e independiente para evaluar el cambio climático en tierra firme en todo el mundo".

"La ventaja también es que gracias a la medición satelital podemos mirar a todos los lagos del mundo", añade Hook, ya que cuando se toman mediciones de la temperatura de la atmósfera se restringen las posibilidades a los sitios en lo que hay estaciones meteorológicas para hacer estas mediciones.

 
© 2007 Template feito por Templates para Você