viernes, 9 de abril de 2010

Crecen víctimas por tragedia en Río

-----------------------------------------------------------------------------

Más vidas sofocadas
-----------------------------------------------------------------------------
Víctimas mortales en Río habrían crecido a 400 por deslizamientos

Río de Janeiro: sigue creciendo cifra de fallecidos

Los equipos de rescates trabajan a contrarreloj en Niterói, donde se teme que 200 personas podrían haber quedado sepultadas.

Las autoridades de la ciudad de Niterói, en el estado brasileño de Río de Janeiro, decretaron el estado de calamidad pública ante el agravamiento de la situación generado por los deslaves de las últimas horas.

Se teme que alrededor de 200 personas hayan quedado sepultadas por un deslizamiento de tierra ocurrido el jueves en la zona del Morro de Bumba en Niterói.

Al no haber un registro oficial de las viviendas construidas en esa zona, las autoridades basan sus cálculos en las informaciones de los vecinos. Eso podría hacer que la cifra de sepultados sea inferior a la calculada.

Al parecer, el terreno sobre el que se construyeron las viviendas afectadas por los últimos deslaves fue utilizado como vertedero de basuras durante años, lo que afectó la capacidad del suelo de absorber el agua.

Al atardecer del jueves se informó de otro deslizamiento de tierra en Niterói que habría enterrado tres casas, aunque sin dejar víctimas.

Ayuda de emergencia

De acuerdo con el último boletín del cuerpo de bomberos, el número de muertos confirmados por las lluvias de los últimos dos días en todo el estado de Río de Janeiro llegó a 175 personas.

De ellos, 100 murieron en Niterói, 55 en Río y 20 en otros municipios.

Las autoridades federales brasileñas anunciaron ayuda de emergencia para atender a los damnificados, incluyendo la entrega de kits de emergencia para 75.000 personas.

El gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva también informó que ha liberado 200 millones de reales (unos US$112 millones de dólares) para atender la situación de emergencia.

Defensa Civil afirma que al menos 14.000 personas fueron desalojadas de zonas de alto peligro en Río a raíz de los deslaves de los últimos días.

Impaciencia

El enviado especial de la BBC a Río de Janeiro, Paulo Cabral, informó que en algunos barrios de esa ciudad la impaciencia de los residentes aumenta en la medida que hay más riesgo a nuevos deslaves.

"Aún cuando los bomberos están trabajando, las personas se impacientan e intentan ayudar a cavar con las herramientas que encuentran o con las manos", agregó Cabral.

Según el Cuerpo de Bomberos, la prioridad en este momento es el rescate de las víctimas.

Aunque las lluvias han disminuido, todavía sigue cayendo agua de manera intermitente algunas zonas de Río y municipios vecinos.

Medios brasileños informaron que las autoridades están investigando si el derrumbe de Morro do Bumba se debió a causas naturales o estuvo motivado por algún tipo de irregularidad urbanística.

 
© 2007 Template feito por Templates para Você