sábado, 26 de junio de 2010

Lo que Dios puede hacer por mi en este 2010

Salmos 20:1-4

INTRODUCCIÓN:

Este es un año en el que se visualizan muchas bendiciones para nuestra vida. Es un año de retos y desafíos, en esta etapa vamos a necesitar fortalecer nuestras convicciones en el Señor para que estos meses sean de gran victoria y restauración. Lo primero que quiero que reflexionemos para bendición de este año es: “LO QUE DIOS PUEDE HACER POR MI ES ESTE 2010


I. ME OYE EN MIS CONFLICTOS (20:1)

A. A veces nos encontramos frente a conflictos internos y externos. Lo primero tiene que ver con nuestro interior, la segunda se relaciona con la familia, el trabajo, las finanzas, etc.

B. No hay conflicto que El Señor no solucione.

1. Que el SEÑOR te responda en el día de la angustia.
Que el nombre del Dios de Jacob te ponga en alto.


II. ME DEFIENDE FRENTE AL PELIGRO (20:1)

A. Hay instantes en la vida en que nos sentimos amenazados por las circunstancias, pero fiel es Dios para “DEFENDERME”.

B. ¿Qué te aflige, qué te preocupa, qué te atemoriza?

III. ME ENVÍA AYUDA EN LA NECESIDAD (20:2)

2. Que desde el santuario te envíe ayuda,
y desde Sion te sostenga.


A. Todos en cualquier momento enfrentamos necesidades. Estas pueden ser suplidas por El Señor ¿Qué necesitas?. Dios es fiel.

IV. ME SOSTIENE EN LA DEBILIDAD (20:2)

A. Existen momentos de debilidad en nuestras vidas, donde las fuerzas se nos terminan, es en ese momento cuando necesitarnos la fortaleza del Señor. El promete que nos va a sostener.

2. Que desde el santuario te envíe ayuda,
y desde Sion te sostenga.


V. HACE MEMORIA DE MIS OFRENDAS (V. 3)

A. Que importante es que este año le ofrendemos lo mejor de nosotros al Señor, nuestra vida, tiempo, dinero, talentos, etc. Dios no olvida nada.

3. Que se acuerde de todas tus ofrendas,
y halle aceptable tu holocausto.


VI. ME DARÁ CONFORME A MIS DESEOS (V.4)

A. Todos tenemos deseos profundos en nuestra vida

B. Tus deseos más íntimos, él los conoce y quiere dártelos.

4. Que te conceda el deseo de tu corazón,
y cumpla todos tus anhelos.


FINALMENTE:

¿Qué hacer para que todo esto se haga una realidad? La respuesta está en Salmo 37:4

Pon tu delicia en el SEÑOR,
y El te dará las peticiones de tu corazón.

 
© 2007 Template feito por Templates para Você