domingo, 28 de febrero de 2010

La Aflicción

Dios ha prometido poner fin a las lágrimas, la muerte, el pesar, el llanto y el dolor. Está en la Biblia, Apocalipsis 21:4, "Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron".

Dios ha prometido poner fin a las lágrimas, la muerte, el pesar, el llanto y el dolor. Está en la Biblia, Apocalipsis 21:4, "Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron".

El cielo será un lugar de gozo eterno. Está en la Biblia, Isaías 35:10, "Y los redimidos de Jehová volverán, y vendrán a Sion con alegría; y gozo perpetuo será sobre sus cabezas; y tendrán gozo y alegría, y huirán la tristeza y el gemido".

La aflicción no dura para siempre. Está en la Biblia, Salmo 30:5, "Porque un momento será su ira, pero su favor dura toda la vida. Por la noche durará el lloro, y a la mañana vendrá la alegría".

Dios sanará su aflicción. Está en la Biblia, Salmo 147:3, "El sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas".

Jesús prometió un Consolador. Está en la Biblia, Juan 14:16, "Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador [el Espíritu Santo], para que esté con vosotros para siempre".

Acepte la promesa de paz. Está en la Biblia, Juan 14:27, "La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo".

La esperanza en la resurrección futura brinda consuelo en la aflicción. Está en la Biblia, 1 Tesalonicenses 4:13-17, "Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.

Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor".

Los muertos volverán a vivir. Está en la Biblia, Juan 5:28-29, "No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación".

 
© 2007 Template feito por Templates para Você