lunes, 1 de marzo de 2010

Terremoto en Chile: el ejército sale a las calles

Unos 10.000 soldados se desplegarán en las dos regiones más afectadas para frenar la ola de saqueos.

El gobierno chileno anunció el despliegue de unos 10.000 soldados en las regiones del centro del país destrozadas por el terremoto.

La decisión fue tomada por la presidenta, Michelle Bachelet, tras una reunión del Comité de Emergencias en La Moneda para mantener el orden y ayudar en la distribución de ayuda.

Bachelet declaró el toque de queda en las dos regiones más afectadas, Maule y el Bío Bío, permitiendo así la actuación de los militares.

La ola de saqueos afectó sobre todo a centros comerciales y farmacias, produciéndose incluso en algunas zonas de Santiago ante la impotencia de los agentes de policía locales.

En Concepción, donde los ánimos están muy caldeados por la falta de agua y electricidad, la policía se vio desbordada por el caos y llegó a lanzar gases lacrimógenos contra los asaltantes.

Su alcaldesa, Jacqueline Van Rysselberghe, había exigido poco antes al gobierno que enviara a los militares para restablecer el orden.

"Se necesitan marinos y militares en las calles, porque hay caos", afirmó a una emisora de radio.

Medida "disuasiva"

En esa ciudad se desplegaron ya 3.500 soldados, efectivos que llegarán a los 8.000 este lunes, según informó el ministro de Defensa, Francisco Vidal, en una entrevista a una televisora local.

Vidal matizó que el ejército sólo usaría la fuerza de forma "disuasiva" y para garantizar la "tranquilidad" de los ciudadanos.

Por su parte, el responsable militar de la zona, el general Guillermo Ramírez, dijo a un periódico local que "se ha establecido toque de queda en orden a restablecer el orden público, que se ha visto quebrantado hasta la saciedad".

Medios locales informan que ya son decenas los detenidos por la policía y el ejército.

 
© 2007 Template feito por Templates para Você