sábado, 13 de marzo de 2010

El Bautismo En Agua

Introducción:
--------------------------------------------
Tradicionalmente se ha enseñado que el bautismo es un acto de
obediencia al Señor y aunque esto es verdad, no manifiesta nada más que una parte de la bendición espiritual que conlleva el acto de bautizarse.

I.¿QUÉ ES EL BAUTISMO EN AGUA?
Es el acto en donde un creyente en el Señor Jesucristo desciende al agua acompañado por un discípulo del Señor, quien lo sumerge totalmente en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo (Jn. 4:1-2: Hch. 8:36-39.

II. ¿QUÉ NECESITAMOS PARA SER BAUTIZADOS?

La pregunta del Eunuco a Felipe fue: Aquí hay agua, ¿Qué impide que yo sea bautizado? Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes (Hechos 8:36-37) O sea que para poder ser bautizado, la única condición es haber creído en el Señor como Salvador. (Mr. 16:16) lo que define con toda claridad que el bautismo es únicamente para aquellos que con una fé sencilla, se han acercado al Señor para obtener su salvación. Sin embargo, previo al paso de creer, es necesario haber experimentado un verdadero arrepentimiento, Pedro dice: Arrepentios y bautícense... (Hechos 2:38).

III ¿QUÉ SIGNIFICA EL BAUTISMO EN AGUA?

Cristo murió por nosotros, fue sepultado y resucitó glorioso el tercer día. Descender al agua es un símbolo visible de que nuestra vida vieja y pecaminosa está muerta (I Pedro 3:18) El bautismo en agua es nuestra plena identificación con la muerte y la resurrección del Señor.

Nuestro hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo de pecado sea destruido (Rom. 6:6) Es necesario considerar que así mismo como entre la crucifixión y la muerte del Señor hubo un lapso de tiempo, así serpa con nosotros, tendrá que pasar también un tiempo durante el cual el Señor estará perfeccionando la obra que empezó en nosotros.

La sepultura del creyente se lleva a cabo simbólicamente en el bautismo (Ro.6:4; Col. 2:12) y el ser levantado del agua, se está expresando l fe en la resurrección y la convicción de una nueva vida; gracias a la victoria del Señor. ( Rom. 6:5).

El Señor resucitó de entre los muertos y la muerte no se enseñorea más de El (Rom.6:9).

De la misma manera, nosotros debemos considerarnos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús ( Rom. 6:11) Ahora ya no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia ( Rom. 6: 13-14).

IV. ¿POR QUÉ DEBEMOS BAUTIZARNOS?

Debemos hacerlo como un acto de obediencia a la voluntad redentora del Señor, pues es ordenado por Cristo mismo (Mt. 28:19) y quien se bautiza agrada a Dios, pues obedece su palabra ( Juan 3:5). El bautismo en agua constituye un elemento muy importante como requisito, para que podamos disfrutar de las maravillas que Dios tiene preparadas para nosotros en su reino.

Pedro hace una comparación entre la Salvación de los juicios de Dios que experimentan ocho personas en el diluvio, pasando por medio del agua y la Salvación de la esclavitud del pecado que hemos obtenido a través del bautismo, por medio del conocimiento interior del bien que debemos hacer y del mal que debemos evitar ( I P. 3:20-21) El bautismo nos permite obtener respuesta de una buena conciencia para con Dios, gracias a la resurrección de Cristo..

V. ¿CUÁL ES EL METODO BÍBLICO DEL BAUTISMO EN AGUA?

El bautismo debe realizarse por inmersión, es decir, sumergidos completamente en agua. De esta manera se representa verdaderamente SEPULTADOS CON CRISTO (Ro. 6:4) (Hch. *38:39; Mt.3:16) la Palabra bautizar en Griego implica “Poner o meter debajo de”, entonces bautizar es poner o meter debajo del agua. La fórmula del bautismo es la ordenada por Nuestro Señor Jesucristo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo (Mt. 28:19).

VI. ¿CUÁNDO DEBEMOS BAUTIZARNOS?

No hay en la Biblia un tiempo estipulado entre la conversión y el bautismo, pero hay muchos ejemplos de personas que fueron bautizadas inmediatamente después de creer en el Señor, así que lo que recibieron su Palabra fueron bautizados...(Hch. 8:35-38) lo mismo sucede con el carcelero de Filipos y su familia (Hch. 16:23-33) Con respecto de bautizar niños, se puede establecer que debido a que es un acto en el que la persona que se bautiza se está identificando plenamente con la muerte y resurrección del Señor, debe tener plena conciencia de lo que está haciendo; por lo que se hace necesario también que tenga cierta madurez de criterio.

La edad entonces, dependerá de la capacidad de razonamiento del niño, en el sentido que pueda comprender lo que está haciendo. En lo que respecta a niños que han sido bautizados con el Espíritu Santo, es necesario antes de preceder a bautizarlos en agua que un siervo del Señor, con criterio ministerial, confirme si lo que ha recibido el niño ha sido realmente el Espíritu Santo, o bien se trata de una imitación.

Conclusiones:

1) El bautismo en agua es un acto de obediencia al Señor, en el cual se recibe una ministración directa del Dios a nuestra alma.

2) El bautismo en agua es indispensable para entrar en el Reino de Dios (Juan 3:8).

3) El bautismo en agua es la aceptación de la obra redentora del Señor en nosotros, y nuestra total identificación con El en su muerte, sepultura y resurrección.

4. La única condición necesaria para bautizarnos es creer en el Señor Jesucristo, de todo corazón (Hechos 8:37).

 
© 2007 Template feito por Templates para Você