martes, 16 de marzo de 2010

NO PERMITAS QUE TU PASADO DETERMINE TU FUTURO

La Biblia nos habla en 2 Samuel 23 8-17 sobre unos hombres muy valientes los cuales seguian fielmente al Rey David. Estos valientes de David eran pocos guerreros, pero eran hombres de un mismo ánimo, dispuestos a darlo todo por su rey y su Dios

¿Quienes eran estos hombres? Estos en un tiempo atras fueron: vagabundos, exiliados, amargados de espiritu, endeudados, los cuales se unieron al Rey David cuando huia de la locura de Saul en la cueva de Adulam.

Es interesante notar algunas de sus hazañas:

Uno de los valientes de David llamado Eleazar, cuando vio que el pueblo de Israel huía delante de los filisteos, se dispuso a pelear solo hasta que quedó pegada su mano a la espada.

Otro de estos guerreros, llamado Sama, defendió arduamente un pequeño terreno lleno de lentejas, hasta que a través de él; Jehová dio una gran victoria.

¿Que provoco el cambio en estos hombres?

La humildad y ejemplo de su Rey. Aquellos hombres aprendieron cada día de su líder. La tragedia en sus vidas fue tornada en una escuela de enseñanza para formar su caracter.

Aquellos hombres necesitaban entender lo que es ser un hombre de carácter; no sólo el ser fornidos y llenos de músculos seria lo que derribaria al enemigo sino la confianza que pusieran en el Dios Altisimo.

Pasaron años y se mantuvieron al lado se su lider; el registro biblico los conoce como: Los Valientes de David.

Es impresionante que al pasar de los años aquellos amargados fueron diametralmente transformados. En 1 Crónicas 12:2,8 leemos que fueron armados, ambidiestros, lanzaban piedras, tiraban flechas, valientes para pelear, diestros con escudo, rostros como de leones y ligeros como gacelas.

¡Quién pudiera decir que eran los mismos que un día llegaron a esconderse en la Cueva de Adulam!

Dios quiere transformarte y sanar tu pasado y tu afliccion. No te quedes entre los muchos; se distinguido. Esfuerzate y sigue adelante.

 
© 2007 Template feito por Templates para Você