lunes, 22 de febrero de 2010

Vudú emerge tras terremoto haitiano


Un tenebroso estilo de vida
----------------------------------------------------------------
Tradición vudú sigue viva en los haitianos aun tras el terremoto

El vudú sigue jugando un papel en la sociedad haitiana pese a tensiones con algunas denominaciones cristianas.

Un mes antes del devastador terremoto en Haití, el conocido músico Theodore "Lolo" Beaubrun y algunos de sus amigos fueron convocados por espíritus que intentaron advertirles sobre el cataclismo que se acercaba.


"Nos dijeron que rezáramos por Haití porque muchas personas morirían" señala Beabrun, el líder del grupo musical Boukman Eksperyans.

"Pensé que tenía algo que ver con la política. No sabía que se venía un terremoto", agrega.

Si bien los espíritus no fueron comprendidos en ese momento, ahora están al lado del pueblo haitiano en su momento de mayor necesidad, según Beaubrun.

"Estamos muy traumatizados", señala.

"Hemos visto la muerte. Pero los espíritus entraron en las mentes de la gente para advertirles y ayudarles a sanar. Ellos nos hablan. Es como si fuera una terapia", dice el cantante cuya música mantiene una perspectiva claramente vinculada a la cultura del vudú.

Sin embargo la idea de Beaubrun de que el vudú debería jugar un papel central en la recuperación del país tras el peor desastre natural en su historia se mantiene en el ámbito de la esperanza.

El papel del vudú

La religión tradicional de Haití ha mantenido un bajo perfil en los acontecimientos tras el terremoto.

Las canciones y las oraciones que suelen escucharse en medio de los escombros y en los campamentos improvisados en el entorno de Puerto Príncipe suelen ser abrumadoramente cristianas.

Se estima que muchos haitianos practican en vudú, no se sabe a ciencia cierta qué porcentaje, pero sus ritos no han estado totalmente ausentes de los esfuerzos de ayuda.

Louis Leslie Marcelin, otro cantante que igualmente se considera y guía espiritual y curandero, ha ofrecido su casa en Puerto Príncipe como sede para un centro escolar alternativo y una guardería.

"Trabajamos con los niños y los padres", señala. "Trabajamos con los pobres cuyos familiares han muerto".

Sin embargo los esfuerzos de los líderes del vudú han sido escasos. El grueso del trabajo de asistencia en Haitía ha sido llevado a cabo por grupos católicos y protestantes.

"Para una religión que supuestamente es la religión nacional del pueblo haitiano, ha estado llamativamente ausente del fenómeno del terremoto", dice Gerald Murray, el antropólogo de la Universidad de Florida que ha llevado a cabo muchos trabajos de investigación en Haití.

Prejuicios

Algunos sostienen que la visible ausencia del vudú en la recuperación tras el terremoto se debe al prejuicio. Muchos cristianos, sobretodo los protestantes, consideran al vudú una especie de rito al demonio.

Ese concepto fue expresado en su forma más vehemente por el evengelista televisivo estadounidense Pat Robertson, quien aseguró que los haitianos provocaron firmaron "un pacto con el diablo" cuando derrotaron a los colonizadores franceses hace dos siglos.

Beaubrun considera que esas actitudes se han hecho evidentes durante las operaciones de ayuda.

"Algunas comunidades cristianas no quieren darle comida a los seguidores del vudú", dice.

"Ni bien se percatan de que hay personas con indumentaria campesina on con pañuelos de vudú, los relegan a un costado y les niegan alimentos", señala el cantante. "Es algo que he visto".

La hostilidad hacia el vudú, una religión que mezcla el cristianismo con creencias y prácticas animistas de África Occidental, de hecho figura prominentemente entre algunos grupos evangélicos en Haití y otras partes.

Sin embargo la mayoría de los cristianos convencionales, sobretodo los católicos, han hecho hincapié en su deseo de no marginalizar al vudú.

El padre Reginald Jean-Marie de la iglesia Notre-Dame, la más importante para los católicos del barrio de la Pequeña Haití en Miami, se pronunció al respecto.

"Cualquier sistema de creencia al cual se adhiera la gente, sobretodo en un momento de crisis, puede ayudarles", dice.

"Las cosas ocurren porque hay desastres naturales. Si dices que el vudú es el responsable de esas cosas, ¿entonces es responsable Dios cuando ocurren desgracias con los buenos cristianos?", agrega.

 
© 2007 Template feito por Templates para Você